Por una fuga de gas evacuan un hospital

Momentos de pánico, confusión e incertidumbre se vivieron en las instalaciones de la Clínica El Rosario en Medellín, cuando en la mañana del viernes 8 de enero cuerpo médico, pacientes y tuvieron que ser evacuados del edificio por cuenta de una fuga de gas en el sótano del hospital.

Al lugar de los hecho tuvo que acudir el cuerpo de bomberos de la ciudad, más exactamente en el sector de El Tesoro, en El Poblado.

En un protocolo de evacuación de emergencia, a las 10:30 a.m. del viernes, más de 100 personas se vieron obligadas a resguardar su salud en las calles de la capital antioqueña. De acuerdo con información divulgada por el cuerpo de bomberos de Medellín, en uno de los sótanos del centro médico se estaban llevando a cabo labores de mantenimiento por albañiles y con una de las herramientas del personal de trabajo, se rompió uno de los tubos que gas que generó alerta y provocó la evacuación.

Del mismo modo, las directivas del hospital confirmaron que los pacientes entubados y que se recuperan de afecciones por covid-19 no fueron sacados ni evacuados de las instalaciones, pues consideraron que implicaría un riesgo mayor para la salud de todos.

Los cientos de ciudadanos que despejaron las instalaciones médicas fueron evacuados en la calle 2 Sur que colinda con el hospital. Mientras el centro médico desplegaba sus brigadas de emergencia, los adultos mayores y personas con complicaciones respiratorias vivieron momentos de angustia entre tanto se atendía la situación y los bomberos de Medellín arribaban al lugar a solucionar el inconveniente.

Desde el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres de Medellín, entidad encargada de coordinar a los bomberos, fue enviada una máquina de bomberos junto a su respectiva tripulación, de modo que pudieran revisar lo ocurrido.

Mientras el equipo de atención de riesgo evaluó los daños que pudo haber dejado el percance técnico en el lugar, pacientes de urgencias y hospitalización salieron en inmediaciones del hospital para no quedar comprometidos ante la fuga.

Luego de varios minutos por fuera de la clínica, los bomberos confirmaron que la situación estaba bajo control y resuelta, de modo que los enfermos pudieron ser trasladados de nuevo a las camas y habitaciones del centro médico.

“Una vez revisada la zona afectada y vigilando la seguridad de las áreas clínicas, los pacientes y sus familiares censados regresan a los servicios para continuar su proceso de atención con normalidad”, dio a conocer uno de los funcionarios del centro médico a Noticias Caracol.

Compartir en

Comments are closed.