Propósitos de Año Nuevo

Por: Julio Elías Vidal

Advertisements

Al acercarse un nuevo año es habitual que nos entre la nostalgia por el pasado y la preocupación por el futuro. No es extraño hacer una autoevaluación y repasar en nuestra memoria los logros que conseguimos durante el año que termina, los obstáculos enfrentados y los objetivos cumplidos. Así mismo, es común realizar el ejercicio de visualizar nuestro futuro y trazarnos nuevas metas y propósitos a alcanzar en los distintos frentes de nuestras vidas, llámese personal, familiar o laboral, entre otros.

Bajar de peso, aprender un nuevo idioma, iniciar un nuevo proyecto académico o profesional, viajar, ahorrar más, por ejemplo, son las metas que más he escuchado entre mis allegados cada que se aproxima un Año Nuevo. A modo personal, mis anhelos, sin duda, van encaminados al proyecto político que he emprendido y que se llevará a cabo, con la ayuda de Dios, a partir de este 2022 tal como tuve la oportunidad de contarles en mi columna anterior.

Así como es común que las personas realicemos una introspección de nuestro actuar, de los logros conquistados durante el año que finaliza y nos tracemos nuevos propósitos y metas por cumplir en el año que llega, es necesario que los gobiernos a nivel local, departamental y nacional lleven a cabo una práctica similar y efectúen un autoanálisis de las propuestas cumplidas, los proyectos ejecutados y lo que falta por mejorar.

Los actuales mandatarios municipales y departamentales entran, este primero de enero, en su tercer año de mandato y más que nunca es indispensable que lleven a cabo una autoevaluación y entreguen informe de su gestión a su electorado para que con conocimiento de causa pueda vislumbrarse el cumplimiento o no de sus programas de gobierno; ese mismo que fue apoyado por un gran número de ciudadanos que los llevaron a ocupar el cargo que hoy se encuentran ejerciendo.

Lo anterior, con el fin de identificar los aspectos por mejorar y poner en marcha los correctivos necesarios para cumplir las propuestas planteadas en campaña para que la esperanza que el ciudadano depositó en ellos no se difumine por la ineficacia e inoperancia.

Por último, a ustedes, respetados lectores, mis buenos deseos expresados desde el corazón para que todos sus propósitos y metas para el Año Nuevo no se queden solo en anhelos olvidados y, por el contrario, se consoliden y se conviertan en puntos ‘chuleados’ en la lista que ya tienen armada para recibir el 2022.

Compartir en

Comments are closed.