Qué pasó con los recursos para la construcción de la “nueva biblioteca de la Universidad de Córdoba”.

Hidalgo Millan. Columnista de Río Noticias.

Hace algunos años, el Ministro de Hacienda,  Mauricio Cárdenas Santamaría,  visitó el Centro Universitario más importante del departamento, anunció una ayuda económica proveniente del Gobierno Nacional de 2,500 millones de pesos para la U de Córdoba, con el fin de  cubrir gastos financieros del aula mater, al mismo tiempo anunció en ese entonces, que antes de finalizar el gobierno de Juan Manuel Santos se entregarían los recursos de la “nueva biblioteca de la Universidad de Córdoba” anuncios que celebró el hoy rector y aspirante a la reelección del cargo a la rectoría.

Esta visita del ministro fue producto de la gestión de la ex senadora Arleth Casado de López, hoy concejal del municipio de Montería.

¿Pero, qué pasó con tales recursos, para la “nueva biblioteca” de la Universidad de Córdoba? muchos se preguntaran por qué las comillas, bueno, ya se lo explicaremos:

Dos años después de terminado el Gobierno de Juan Manuel Santos, no sabemos si esos recursos llegaron a la U o no, pero si tenemos conocimiento de algunas mejoras locativas que se le hicieron a la biblioteca que ya existe  reformas estructurales “, pero por dentro quedó igual, hasta el punto que los estudiantes manifiestan que empeoró, debido a que los equipos de cómputo que estaban los retiraron, al igual que la fotocopiadora, los libros para investigar seguían siendo los mismos, por fuera lo que hicieron una baranda y una escalera, también hicieron un parqueadero que “ parece un corral ” así  nos comentó un estudiante.

La Universidad está en campaña para escoger el nuevo rector; sería bueno que en los futuros debates los panelistas y otros aspirantes indaguen sobre este tema ¿Qué pasó con esos recursos que prometieron, llegaron o no llegaron? Si la respuesta es sí, tocaría pedir explicaciones ya que una biblioteca nueva es algo diferente a reformas locativas.

Al mismo tiempo en esos debates preguntar por qué se recortaron prácticas en algunas carreras, al igual que el presupuesto para las mismas. Estos interrogantes deben hacerlos los otros aspirantes, es su única defensa cuando se tiene un rector en el ejercicio de sus funciones haciendo campaña y gozando de muchas comodidades y beneficios, no veo el problema de preguntar por fallas, cuestionamientos e inconformismos de los estudiantes, tomen nota señores, que no todo es color de rosa como lo pintan.  

Adjunto imagen de la nota periodística de ese entonces. | Por: Hidalgo Millán.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App