¿Quién miente? El artículo que todo cordobés debe leer acerca del HOSPITAL SAN JERÓNIMO DE MONTERÍA.

Hospital San Jerónimo de Montería.

Es hora de ir colocando en contexto el accionar de las intervenciones del Hospital san Jerónimo de montería, son cuatro ya en lo que va corrido en los últimos cinco años, pero en el siguiente articulo nos concentraremos en la última  que dio lugar desde inicios del mes de febrero del año 2019 cuando se montó un show mediático para ingresar a la entidad de salud, y fue así como el súper intendente  de salud Fabio Aristizabal entro enérgicamente por los lados de urgencias acompañado del ESMAD y el equipo interventor encabezado por OMAR PRIETO  quien haría las veces de gerente en reemplazo de JUAN CARLOS CERVANTES quien venía designado de la gobernación de córdoba, OMAR PRIETO se desempeñó como gerente hasta el mes de junio de 2019 cuando sale por haber violado pésimamente la tabla de honorarios, en pocas palabras por feriarse los recursos del Hospital, en ese entonces tomaron posesión  de todas las instalaciones del hospital alertando el personal médico y pacientes que no entendían lo que ocurría, es la hora que el personal asistencial se preguntan el  por qué  se actuó de tal manera si nadie iba a poner resistencia, desde ese entonces se pudo visionar que todo sería un espectáculo muy bien montado hasta el día de hoy.

Son muchos los factores que inciden en la buena gestión o no de un administrador, en este caso seria un interventor, por eso nos atrevemos como medio periodístico  a desglosar el informe que emitió la SUPERSALUD de fecha 22 de mayo de 2020 donde da a entender que  lo que va corrido de 16 meses de intervención todo marcha a la maravilla, informe del cual tenemos algunas discrepancias y que tocaremos punto a punto, sin antes decir que vivimos inmersos en entidades de salud que navegan en el marco de la legalidad y amparadas en ella, Pero que causan un gran daño en los procesos y que deberían gozar de un rechazo social en la comunidad cordobesa.

Entremos en materia con el informe de gestión de los 16 meses de la interventoría

Para iniciar el informe hace referencia que la intervención se ha venido poniendo al día con el pago a proveedores y contratistas.

Este medio pudo constatar que pasados 16 meses la ESE SAN JERÓNIMO DE MONTERIA le adeuda a su mayor contratista ósea sus propios empleados (568) aproximadamente el mes de enero del año 2019, y que gracias a ellos no se desató un escándalo a nivel nacional por trabajar en una ambigüedad de contratos ya que para la fecha de enero de 2019 la entidad de salud tenia dos gerentes, la Doctora Isaura Hernández y Juan Carlos Cervantes designado gerente encargado por la gobernación en un lio administrativo ajeno a sus empleados, sobre el pago a proveedores hay muchos al punto de quiebra.

Sigue el informe de la SUPERSALUD donde manifiesta que el día 1 de febrero ingresaron a las instalaciones encontrado la entidad en una crisis financiera y donde se evidencia malos manejos de los residuos, medicamentos vencidos y roedores.

RIO NOTICIAS pudo constatar que a la fecha 1 de febrero de 2019 se le debía al personal contratado por prestación de servicio el mes de enero y que hasta la fecha no se les ha cancelado, excepto algunos especialistas que si tenían meses atrasados, en cuánto a medicamentos vencidos se conoce extraoficialmente que existe un acta que dio baja a los medicamentos ya que se encontraban en un área de archivo de medicamento,  los roedores es posible la existencia de ellos, pero llama la atención que la SUPER no haga referencia a los mas de 35 gatos que merodean por todas las dependencias del Hospital.

La SUPERSALUD dentro de sus logros menciona en su informe Destacando la remodelación de las áreas de hospitalización, urgencia, banco de sangre, consulta externa, farmacia, imagenologia, sala de parto y UCI adulto.

En este punto empezamos a tener diferencias abismales y se vislumbran los primeros destellos de una carrera y campaña politiquería hacia la continuidad de una intervención que debería finalizar en el mes de agosto,  exponer como logros gestiones ajenas es penoso y al mismo tiempo deshonesto con nosotros los cordobeses, cuándo la intervención llego ya el pabellón de hospitalización el 1 de febrero de 2019 se había entregado bajo la gerencia de Juan Carlos Cervantes y no solo en lo estructural también dotadas en su totalidad de mas de 300 Camillas nuevas para el área de hospitalización y 30 para urgencia, aires acondicionados para todas sus habitaciones, al igual que las mejoras locativas pinturas,  red eléctrica, todo esto con recursos iniciales de 8.000.000 millones de pesos que asigno el gobernador de turno EDWIN BESAILE y que posteriormente se hizo una adición en cabeza de la que fue la gobernadora encargara SANDRA DEVIA llevando la inversión a los 11.352.756.190 desarrollando y terminando los trabajos de remodelación de la infraestructura del Hospital San Jerónimo  de Montería el primer centro asistencial del Departamento de Córdoba, dicha obra fue entregada por la gobernadora SANDRA DEVIA el día martes 26 de noviembre de 2019 presentando el informe de inversión, entonces con gran extrañeza vemos como la SUPERSALUD presenta como su logro dichas reparaciones locativas, como propias sin hacer mención a la gobernación de Córdoba, pero para eso estamos nosotros para contarlo. ¿será que a Rubén Trejos se le olvido contarle este pequeño detalle a la SUPER y lo hizo pasar como recursos propios?

Así mismo enfatiza el comunicado que han logrado mejorar la facturación por la entrada en funcionamiento que digitaliza las historias clínicas, al tiempo que el mantenimiento hospitalario se ha cumplido a cabalidad.

Bueno acá se presenta otro juego de palabras que incitan a la confusión en esa carrera pro continuidad de la intervención,  una cosa es mejorar la facturación y otra es mejorar los procesos de facturación que lleven a que el servicio que se preste se cobre bien, cosa que no es así la entidad en salud cada día factura menos si lo comparamos con los años 2017, 2018 y 2019 donde se tenia una facturación promedio a los 5.500.000.000 millones de pesos, a duras penas este año se llega a los 3.000.000.000 millones aproximadamente siendo optimistas, pero como no tener una caída en los ingresos si el Hospital hace mas de año y medio no tiene una especialidad como la Urología que es una de las mas solicitadas, al mismo tiempo especialidades como Hematología, Neurología y Neumología, sería bueno trasladarle ese interrogante al señor Trejos. ¿por qué no se han contratado estas especialidades estando al frente de un Hospital de tercer nivel? Y donde se mueren pacientes frecuentemente por no recibir una diálisis oportuna; por no recibir un tratamiento hematológico.

Continuamos con el informe de la SUPERSALUD y en este punto se desata esos actos a los cuales al comienzo del artículo catalogamos como navegar en medio de la legalidad, pero haciendo un daño muy grande “A finalizar 2019, el gasto total bajo un 32% debido, en parte, a políticas de austeridad.

¿qué debemos entender?

 exactamente por una situación de austeridad presupuestaria? … Con alguna licencia, podemos interpretar que la austeridad presupuestaria podría reflejar un ajuste a las normas de la moral del equilibrio presupuestario, es decir, a la igualdad entre los ingresos y los gastos 

Ya le explicaremos como se aplica la política de austeridad en la actual intervención, sin antes decir que es muy fácil reducir el gasto del año en un 32% donde justo en ese año se le adeuda un mes de salario de mas de 550 empleados.

¿Señor interventor, esto es austeridad?

– Expedir certificados a sus contratistas donde certifica que si prestaron los servicios laborales al Hospital y no pagarles un mes de sueldo (enero de 2019).

– No contratar médicos especialistas como es el caso de, urólogo, Nefrólogos, Hematólogos

– ¿Aumentar el sueldo a sus contratistas según lo estipulado en la ley (60.000) pesos a médicos, auxiliares, facturadores, admisionistas, ETC. Algo irrisorio a esos que llamamos héroes de la pandemia, los que exponen su vida, trabajan por las noches, domingos festivos, sin ningún tipo de prestaciones sociales, pero mediante actos administrativos pasar a funcionarios de asesores a directivos y aumentarse el sueldo de a 2.500.000 cada uno, esto es legal pero austero? Aumentos de sueldos en el peor momento de la facturación del Hospital a sabiendas que sobrevive gracias a los recaudos de vigencias anteriores.

– Aumentar el sueldo a un funcionario dos veces en menos de un año elevándolo de técnico administrativo a profesional universitario y luego a profesional universitario – sistemas de información y orientación al usuario “SIAU” y pasar de 2.000.000 en un año a 5.000.000, esto es legal señor Trejos. ¿Pero austero?

– Nombrar de planta de personal a una ingeniera de sistemas y por medio de la resolución 011 del 15 de enero del 2020 se crearon 4 cargos como profesional especializado líder unidades estratégicas de negocio, con un sueldo aproximado de 6.000.000 de pesos c/u en el peor momento de los ingresos por concepto de facturación. esto es legal señor interventor, pero es austero?

– Arrendar una ambulancia aparentemente desde el mes de febrero hasta el mes de diciembre de 2019 cuando se compró una ambulancia nueva, si se tiene en cuenta que el Ministerio giro 128.000.000 en el mes de enero y la ambulancia se compra o se recibe en diciembre del mismo año, cotizamos y el valor promedio de alquiler diario de ambulancias esta entre los 600 mil y 700 mil diarios, quiere decir que el valor pagado por este concepto alcanzaba para comprar 2 ambulancias, esto es legal , pero austero señor Trejos?

– Serán políticas de austeridad no proporcionarle a su personal médico y demás asistenciales los implementos de seguridad necesarios y a tiempo  como lo deja plasmado la  auditoría negativa  en su informe la secretaria de salud municipal y la Procuraduría donde deja constancia que no se tiene la evidencia por medio de planillas individuales de la entrega de los mismos, RIO NOTICIAS pudo constatar que los tapabocas, batas y otros elementos de bioseguridad en los inicios no fue el adecuado, será este el motivo para que el San Jerónimo aporte casi el 50% de los asistenciales positivos en el departamento y quien sabe hasta donde el causante del número total de contagiados en Córdoba, basándonos en el reporte de auditoria de fecha 19 de junio de 2020 donde se manifiesta que pacientes que ingresaron con otros diagnósticos obtuvieron el covid en la institución.

– Hace parte de las políticas de austeridad que el gerente actual gane la módica suma de 35.000.000 al mes sin meter los gastos de representación sueldo que sale de los recursos propios del Hospital, por otro lado tres de su equipo interventor se ganan aproximadamente otros 45.000.000, el argumento según el señor Fabio Aristizabal es que hay que pagarles bien para que no vengan a robar.

CONCLUSIONES DE ESTE PRIMER INFORME REVELADO POR RÍO NOTICIAS.

– Queda claro que la gran parte de las reparaciones locativas, camas aires, etc. no son producto de la gestión del grupo interventor, hacen parte de la inversión que dejo la gobernación saliente.

– La política de austeridad no se ve reflejado en los nombramientos innecesarios, aumento de sueldos desproporcionados a los directivos.

– Mal parado quedo el agente interventor Rubén Trejos ante la auditoria realizada por la Secretaría de salud municipal quienes evidenciaron el no cumplimiento de los protocolos afectando así su equipo asistencial y el de los pacientes, teniendo el tiempo suficiente para ajustarse a los lineamientos nacionales haciendo caso omiso de éstos.

– Bajo que parámetros la SUPERSALUD hace una semana da unas declaraciones dando un parte positivo en la institución de salud que luego se va al piso con dicha auditoria.

Cabe anotar el inmenso valor que tienen todos los trabajadores del Hospital San Jerónimo de Montería, no es fácil trabajar en esas condiciones, si hablas o dices algo te vas, somos el Gobierno y contra eso no hay pelea, es hora que los entes Departamentales, congresistas y demás medios de comunicación centren la mirada y no hagan caso omiso de la realidad de la máxima estamento de salud en Córdoba y ojo que el remedio esta saliendo peor que la enfermedad.

Urge un comité, dependencia, agremiación en el Hospital San Jerónimo que luche por los derechos laborales de sus trabajadores a los cuáles no se les respeta el derecho a un buen ambiente laboral, con una buena remuneración así como esos que se subieron los sueldos y están en oficinas y con unos buenos implementos de seguridad para la Protección de su propia salud.

¿Ahora falta que salgan a desvirtuar el informe de la Secretaría de salud apelando a la falsedad o ataques políticos, acaso las actas de comités mienten? ¿Y más aún, la urgencia hace cuatro días está colapsada por tener pacientes COVID en el área de la urgencia general, sin tener los EPP para manejo de ellos, a donde están las 55 camas de UCI que el señor gerente anuncia con tanta energía? Sera que estamos jugando con la salud del pueblo cordobés?

Quedamos atentos a un nuevo reporte pasado el día 24 de julio cuando se realicé la rendición de cuentas, podemos deducir que el agente interventor Rubén Trejos nuevamente solicitará que la intervención se prorrogue por 4 años mas que le representarían solo a en el sueldo millonario de 1.680.000.000 si multiplicando los 35.000.000 que se gana al mes por 48 meses, una buena política de austeridad después de tantos problemas.

EVIDENCIAS

Evidencia del cargo que en menos de un año paso de 2 millones a 5 millones, de técnico a profesional universitario y luego profesional encargado del sistema de información.

Evidencia del giro del Ministerio para la compra de una ambulancia giro enero la compran en diciembre.

Evidencia del acto administrativo de enero de 2020 donde se crean 4 cargos para nombrar con sueldos superiores a 6 millones.

Esta es la certificación que le dieron a los empleados que deja constancia del trabajo realizado en el mes de enero.

Evidencia de la auditoria que hace la Secretaría de salud municipal de Montería en acompañamiento de la Procuraduría. DESCARGAR: