Responsabilidad del Estado y la sociedad en el fomento y práctica del deporte

Artículo de opinión de: Rafael Garnica Díaz.

Advertisements

El deporte es un derecho fundamental cuyo fomento, desarrollo y práctica debe ser garantizado por el Estado y lo hace a través del Sistema Nacional del Deporte, integrado por organismos públicos, privados y mixtos, cuya principal función es ofrecer a las comunidades oportunidades de participación en los procesos de iniciación, formación, fomento y práctica del deporte, la educación física, la recreación y el uso del tiempo libre (ley 181 de 1995).

El Sistema Nacional del Deporte es el medio eficaz para el cumplimiento de los fines sociales y derechos constitucionales de las personas. (Sentencia T 242 del 2016 ).

El deporte es necesario para el desarrollo de una vida digna y tiene como función la formación integral de las personas y es un factor de promoción de la salud, de prevención de enfermedades y de estilo de vida saludable.

El artículo 52 de la Constitución estableció el deporte como un derecho de todas las personas y su práctica debe realizarse sin ningún tipo de discriminación y la acción del Estado debe encaminarse a garantizar el goce de este derecho en igualdad de condiciones para toda la población.

El ejercicio de este derecho puede darse dentro o fuera del Sistema Nacional del Deporte. Las personas gozan de las oportunidades de organizarse y asociarse especialmente con miras a estimular la práctica deportiva. (Sentencia C 802 del 2000).

La Constitución faculta a las autoridades para promover la creación de entidades asociativas (art 103 CN). Es así que las entidades municipales y departamentales de deportes deben promover la creación de asociaciones deportivas con el fin de estimular la práctica de las disciplinas deportivas.

El logro más importante del deporte es su denominación como Gasto Público Social (acto legislativo 02 del 2000). Esto quiere decir que el deporte tiene prioridad sobre cualquier asignación presupuestal y que sus recursos están fundados en los principios de universalidad y progresividad. (Sentencia C 221 del 2011),

La Corte Constitucional estableció “LA PROHIBICION DE REGRESIVIDAD “en el presupuesto del deporte de las entidades territoriales. Esto es que las partidas del presupuesto del deporte se mantienen o se aumentan y nunca disminuirse por constituir el deporte Gasto Público Social.

Para el fomento del deporte los organismos privados del Sistema Nacional del Deporte pueden realizar convenios de asociación con entidades oficiales “para impulsar programas y actividades de interés público con personas jurídicas privadas de reconocida idoneidad, es de la acción benéfica del Estado las actividades de fomento que dentro del Estado Social de Derecho corresponde como función propia e insoslayable a la organización estatal” (C 221 de 2011).

En ese mismo sentido la Corte Constitucional sostiene que “ la constitución autoriza y desarrolla de manera expresa y directa subvenciones, subsidios o auxilios que se legitiman por si mismo dentro de un Estado Social de Derecho, destinados a sectores más deprimidos de la población frente a aquellos que tienen mayor capacidad económica lo cual de suyo lleva implícito una contraprestación social. (Sentencia C 324 DEL 2009 B) A los integrantes del Sistema Nacional del Deporte le corresponde la integración funcional y de recursos para el cumplimiento de las tareas que en materia deportiva le corresponde al Estado.

Compartir en

Comments are closed.