Revelan detalles del escalofriante crimen de joven estudiante de Unisinú

Luisa Nataly Romero Hoyos, de 21 años, la estudiante de cuarto semestre de enfermería, había logrado salir de Montería antes del paro armado declarado de manera ilegal por las Autodefensas Gaitanistas (Clan del Golfo) el pasado jueves hacía el Uraba antioqueño y a su regreso nunca llegó a su destino.

Advertisements

Horas después del aterrador crimen, se conocen detalles de lo ocurrido aquella fatídica mañana en la que Luisa Nataly murió presuntamente por un venezolano.

Mientras ayer se conocía que Luis Carlos Portillo Páez, el novio de Luisa Romero Hoyos, la estudiante de enfermería asesinada en Necoclí, estaba fuera de peligro y que el cuerpo de la joven había sido reclamado por su familia en el Urabá para darle sepultura, apareció el padre del supuesto atracador linchado por una turba, y dio a conocer reveladores detalles de la relación de amistad y comercial que tenía su hijo con el comerciante monteriano.

Las primeras versiones del doble crimen dieron cuenta de un atraco a mano armada del que habría sido protagonista un venezolano.

Pero Flavio Baquero, padre del hombre linchado por la turba en Necoclí (Antioquia), desmintió que su hijo fuera de nacionalidad venezolana y también negó la versión de que su hijo era un atracador, al tiempo que pidió a las autoridades que investiguen los antecedentes de su hijo, aunque ya está sin vida, porque quiere limpiar su nombre y la honra de la familia.

Reveló su nombre desde la morgue de Medicina Legal en Necoclí, mientras hacía los trámites de reclamación del cuerpo ayer en la tarde. Se trata de Flavio Alejandro Baquero Garzón, quien según su progenitor vendía postres en Tunja (Boyacá) y también tenía negocios de compra y venta de motos y carros usados y que jamás estuvo en ningún lío con la justicia. Precisó que habló con su hijo por última vez la madrugada del lunes y este le dijo que estaba en Necoclí con su amigo Luis Carlos Portillo Páez, quien solía hacer negocios con él y le dijo también que el monteriano le debía una plata.

“Mi hijo me contó que se había venido a Necoclí a darse un chapuzón y lo cogió el paro armado y por eso demoraron para regresar en el carro del amigo a Montería. Es falso que él le haya pedido chance a nadie, ya que andaban juntos. Que se investigue y que Luis Carlos que está vivo cuente toda la verdad de lo que pasó. Si fue que se pelearon por algo que lo diga, pero de que se trató de un atraco es falso.”, narró Flavio Baquero (padre).

Compartir en

Comments are closed.