Riña de hinchas terminó en un asesinato y disturbios en el sur de Montería

La intolerancia y el fanatismo deportivo cegaron la vida de Libardo Antonio Altamiranda Arroyo de 23 años de edad, quien murió luego de que –supuestamente- un hincha del Atlético Nacional le propinara una puñalada en el barrio El Alivio, sur de Montería.

Según informaron fuentes policiales, la pelea se dio debido a una discusión por fútbol, ya que el joven asesinado era hincha de Jaguares de Córdoba.

Altamiranda Arroyo quedó gravemente herido tras el ataque, razón por la cual fue trasladado de urgencia al Hospital San Jerónimo de Montería, donde los galenos de turno confirmaron su deceso debido a la complejidad de las lesiones.

Funcionarios de la Policía Judicial realizaron la inspección del cadáver y lo trasladaron a las instalaciones de Medicina Legal, donde familiares del fallecido realizaron este martes los trámites para que les entregaran el cuerpo.

Se conoció que el presunto agresor, de quien se desconoce su identidad, ya está en manos de las autoridades y es judicializado en la Fiscalía, será llevado ante un juez para que responda por el delito de homicidio.

Tras en asesinato en la mañana de hoy un grupo de jóvenes realizaron manifestaciones en dicho sector las cuales terminaron en disturbios.

Compartir en

Comments are closed.