¿Se puede transportar el coronavirus en la suela de los zapatos y la ropa?

La desinfección de calles, ¿es una buena medida para luchar contra el COVID-19?

En estos días hemos visto miles de imágenes en el mundo entero de personal que desinfecta las calles, como un intento de evitar la propagación del COVID-19, la enfermedad que ya deja más de 7.000 muertos en el mundo entero.

¿Puede el virus permanecer en el asfalto, en el acero y otras superficies? La pregunta surge, especialmente en Italia, en donde se volvió viral un audio que recomienda usar dos pares de zapatos: uno, para caminar por las calles y, el otro, para entrar a la casa.

Ante esta situación, el diario Corriere della Sera consultó con Fabrizio Pregliasco, virólogo de la Universidad Estatal de Milán, quien aseguró que, si bien es cierto que el virus puede quedar en estas superficies, la cantidad no es suficiente como para infectar a las personas.

Es verdad. El virus puede sobrevivir por algún día, pero reitero, tiene una carga viral irrisoria. (…) Es muy improbable que se transmita si pisamos el lugar en el que algún enfermo tosió o estornudó en la calle. Es más fácil que el contagio se dé con otras superficies como las manijas en los buses o los botones de los ascensores”, dijo.Publicidad

El experto insistió que un lavado de manos es la herramienta más eficaz para neutralizar el coronavirus. De hecho, dijo que la desinfección de las calles, que están realizando en muchos municipios es una acción inútil en la lucha contra la enfermedad.

De la misma manera, el experto dijo que los productos que compramos en los supermercados no son transmisores del coronavirus.

Tendría alguien que tener la mala suerte de que alguien hubiera tosido encima del producto y que tras cogerlo con la mano se hubiera tocado la cara. La transmisión del virus solo es posible a través de la vía respiratoria”, insisitió.

¿Y la ropa?

El virólogo invitó a no exagerar y generar pánico. De acuerdo con Pregliasco para transmitir la enfermedad a través de la ropa, sería necesario que algún enfermo hubiera estornudado, por ejemplo, sobre esta, que otra persona la toque con las manos y luego se las lleve a la cara.

“Me parece poco probable que esto suceda. Si ocurriera es porque me acerqué mucho a una persona. De ahí la importancia de mantener, como mínimo, un metro de distancia”, insistió.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App