¿Solución para las cárceles en Colombia en tiempos de pandemia? ¿Cuánto les cuesta a los colombianos un interno?

EL Covid-19 ha traído desolación y muerte en todo el mundo, pero en Colombia además de esto, ha reflejado problemáticas que no son tan llamativas para la opinión pública, de poco morbo, pero en medio de esta crisis, ese problema que muchos veían desde lejos, hoy en día se agudizo y es un tema de trascendencia nacional.

Como en todo buen problema, existen dos bandos que se creen con la verdad absoluta, lo cual refleja lo difícil que es la concertación y llegar a consensos en un país lleno de egoísmo y de personajes que buscan el protagonismo, sin aportar la mínima solución.

Ahora bien, es pertinente ser los más claro posible y dar cifras concretas, en Colombia para el mes de enero del presente año, contamos con más de 124.188 internos, de los cuales solo 83.242 están pagando una condena, los otros 40.946 están esperando un fallo, lo cual refleja que las medidas de aseguramiento son comúnmente utilizadas en los procesos judiciales: una herramienta para muchos es injusta, pero para otros es oportuna y de aplaudir.

Las cifras nos ayudan a discernir qué soluciones podemos plantear, pero e1n realidad existen números que desaniman, como para ¡apagar la luz e irnos!

Según el Instituto Nacional Penitenciario y carcelario (Impec) existen actualmente 23.570 reincidentes, de los cuales 1.752 son mujeres y 21.818, hombres. El mayor número de casos se da por delitos como hurto, con 12.655 casos; fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones, con 8.012; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, con 7.645; homicidio, con 5.941; concierto para delinquir, con 4.895; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, con 1.543, y extorsión, que registra 1.391 casos.

La reincidencia es un tema crucial, no se está cumpliendo la función de la pena, la cual la define el código penal como:prevención general, retribución justa, prevención especial, reinserción social y protección al condenado. Necesitamos una reforma, que evalué nuevos procesos de reinserción social, que sean efectivos y posibles, que se estudie el contexto social de cada interno, sus capacidades laborales.

Ahora bien, para analizar de fondo la problemática, debemos denotar el componente financiero, al estado colombiano le cuesta cada interno un promedio de TRECE MILLONES DE PESOS ANUALES (13.000.000) Fecospec (2018), una cifra un poco escandalosa, vale más la manutención de un interno que un salario mínimo de un obrero promedio.

En todo el territorio colombiano, existen 135 establecimientos de reclusión, y como es de conocimientos de todos, el COVID 19 ya llegó a varias cárceles del país, el estado colombiano buscando disminuir el número de contagiados, emitió el decreto legislativo 546 del 14 de abril del 2020, el cual dispone conceder prisión domiciliaria y la detención domiciliaria transitorias por el término de 6 meses, a los internos que cumplan ciertas especificaciones y  que sus delitos no estén descritos como excepción para el beneficio.

La medida es criticada por varios sectores, defensores de derecho humanos denuncian que son muy pocos los beneficiados del decreto, y se escuchan por otro lado, comentarios de ciudadanos que expresan su rechazo al mismo, y en cambio solicitan que no se tenga ninguna consideración a los reclusos.

Finalmente, es importante rescatar que no todos los privados de la libertad son culpables, (castizamente delincuentes) no lo son de momento, en razón a como lo expresé anteriormente en Colombia existe más de 40.946 sindicados, a espera de audiencias que determiné su situación legal.

Existen muchas fallas en el sistema judicial, una sobre carga de trabajo para fiscales y para policía judicial, dificultad que atropella la calidad del servicio, son innumerables las audiencias semanales y las órdenes a policía judicial, que normalmente se vencen. 

Es triste que problemas que se pudieron resolver durante tantos años, hoy se agudizan y deja en jaque la credibilidad institucional, deja un sin sabor a los profesionales del derecho.

1 DATO CURIOSO: existe en las cárceles colombianas un hacinamiento del 54.9%

2 DATO CURIOSO: a la fecha no se sabe cuándo se retoma las actividades de la rama judicial.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App