Superintendencia advierte a la aerolínea Interjet que debe responderle a sus usuarios

Luego de que la Superintendencia de Transporte recibió 64 denuncias de usuarios de la aerolínea Interjet, por la imposibilidad de poder contactarse con la misma para que les resolvieran inquietudes y reclamos sobre sus vuelos, el organismo de control obligó a la compañía mexicana a aclarar los reclamos de sus clientes.

“La SuperTransporte ha tenido contacto con la empresa de manera periódica, pero no sólo es importante que respondan ante las autoridades, sino ante los usuarios. Por eso, hemos emitido una orden preventiva en la que la empresa debe aclarar su situación ante los usuarios, sin perjuicio de las investigaciones que sean procedentes por posibles vulneraciones de derechos atribuibles a esa empresa., explicó el superintendente de Transporte, Camilo Pabón Almanza.

De acuerdo con la Superintendencia, a las quejas de los usuarios se sumaron manifestaciones en redes sociales debido al irregular servicio de la página web de la aerolínea, que no permite que los usuarios puedan contactarse con la misma.

La aerolínea en cuestión, no permite a los usuarios ejercer su derecho a la reclamación al no disponer de canales para ello, y tampoco cuenta con un sistema de atención al usuario en los aeropuertos donde opera, por lo que se estarían infringiendo las normas que establecen los derechos de los usuarios del servicio de transporte aéreo.”, explicó la aerolínea a través de un comunicado.

El organismo de control y vigilancia, en ese sentido, le ordenó a Interjet a emitir y difundir un comunicado de prensa donde indique a sus usuarios cuáles serán sus canales y horarios de atención para atender de forma adecuada las peticiones, quejas y reclamos (PQR).

El documento además debe indicar si esta se encuentra en un proceso de cancelación del permiso de operación ante la autoridad aeronáutica, o para mostrar los itinerarios programados para noviembre y diciembre de este año.

El comunicado también tiene que evidenciar si la aerolínea “solicitó a la autoridad aeronáutica autorización para operar nuevas rutas con origen o destino a Colombia con sus itinerarios o los previamente aprobados, y el estado de la solicitud.”, explicó la Superintendencia de Transporte.

La entidad también le solicitó a la aerolínea presentar e implementar un plan de atención para sus usuarios, donde se indiquen las acciones a implementar para garantizar la atención de las PQR e sus clientes, con sus canales, horarios y procedimientos respectivos, y además hacerle llegar el sistema de atención a los usuarios con el que cuenta en los aeropuertos nacionales.

En caso de no dar cumplimiento a la medida administrativa, se podrán imponer multas sucesivas hasta de 500 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Contra esta orden no procede recurso alguno y se garantizarán los principios del debido proceso y el derecho de defensa.”, señaló la Superintendencia en su comunicado.

De acuerdo con Paula Cortés, la presidente ejecutiva de la Asociación Colombiana de Agencias de Viaje y Turismo (Anato), por esta situación se han visto afectados entre 5.000 y 6.000 viajeros, quienes aún no han recibido solución a sus problemas con la aerolínea.

Compartir en

Los comentarios están cerrados.