Un experimento muestra la velocidad con la que un virus como COVID-19 se puede esparcir entre las personas

Un video que se viralizó en Japón muestra cómo se pueden propagar gérmenes en los restaurantes cuando solo una persona está infectada. En plena pandemia de coronavirus el estudio cobra mayor relevancia, considerando el nivel de contagio extremadamente alto que presenta la enfermedad.

La cadena NHK realizó el experimento con supervisión de expertos en salud y 10 participantes, señalando a uno como “la persona infectada”.

La escena comienza cuando los invitados ingresan a un buffet de autoservicio como lo harían normalmente, sin pensar en una posible contaminación. Luego de comer, los participantes se posan bajo luces ultravioletas que iluminan el lugar donde se ha propagado la supuesta infección.

La sustancia utilizada para representar a los gérmenes puede verse en la comida, en los cubiertos y platos e, incluso, en las caras de algunas personas.

John Nicholls, profesor clínico de patología de la Universidad de Hong Kong, explicó a la cadena CNN que este tipo de simulacros demuestran lo rápido que un virus puede propagarse, especialmente cuando no se lavan las manos. Sin embargo, señaló que la prueba de NHK es “artificial”, porque se pone mucho énfasis en el solo hecho de tocar.

Kentaro Iwata, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Kobe, coincidió con Nicholls. “El experimento acaba de describir la posibilidad de la propagación por contacto, y eso no es una prueba de lo que ocurrió, así que hay que distinguir claramente entre lo que podría ocurrir y lo que ocurrió”, dijo Iwata a la CNN.

De todas maneras, ambos expertos dijeron que este video viral es una buena forma de destacar la importancia del lavado de manos, pero para brindarle un aporte a la ciencia, sería aún más eficaz ver qué sucede después de que la persona “infectada” se lavara las manos durante cinco y luego diez segundos. “Así el público obtiene alguna idea de cuánto el uso del lavado de manos puede realmente reducir la transmisión de una materia infecciosa”, dijo Nicholls.

El Gobierno de Japón anunció este jueves el levantamiento del estado de emergencia de 39 de las 47 prefecturas antes de lo previsto, un “verdadero comienzo de los esfuerzos hacia la nueva normalidad en la era del coronavirus”, fueron las palabras del primer ministro Shinzo Abe.

“Estamos asumiendo un desafío extremadamente difícil, que es seguir previniendo la expansión del virus mientras avanzamos hacia la plena reanudación de la actividad social y económica”, dijo Abe, que ha reconocido los avances en las 39 prefecturas donde se derogarán las medidas excepcionales.

No obstante, llamó a no bajar la guardia, recomendando a la población que siga sin ir a lugares con concentración de gente como bares o karaokes. “En el momento en que relajemos la vigilancia, aumentarán las infecciones. En el momento en que volvamos a como hacíamos antes las cosas, aumentarán las infecciones”, señaló.

En ocho de las regiones, entre ellas Hokkaido, Tokio, Osaka, y Kioto, se mantendrán las medidas de emergencia vigentes desde principios de abril. El Gobierno explicó que quiere garantizar que los sistemas sanitarios locales sean capaces de hacer frente a los nuevos casos que puedan surgir en las próximas semanas.

En un principio, Abe decretó el estado de emergencia solo en siete prefecturas del país, aunque finalmente tuvo que extender la medida a todo el territorio nacional hasta el 6 de mayo, pero dos días antes prorrogó su vigencia hasta final de mes, reservando la posibilidad de cancelarlo en función de la curva de contagios.

Hasta el momento, Japón ha confirmado más de 16.700 casos de contagios por el nuevo coronavirus y 690 víctimas mortales.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App