Un policía herido en asonada, cuando autoridades pedían cumplir la cuarentena en Neiva

A los patrulleros los amenazaron con armas contundentes, mientras le solicitaban a jóvenes del Carbonell que estuvieran en casa.

En Neiva muchas personas siguen incumpliendo la medida de aislamiento obligatorio nacional. La noche del miércoles un patrullero resultó herido, en medio de una asonada que se presentó en el norte de Neiva.

La tranquilidad en medio de la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional fue interrumpida por habitantes del barrio Carbonell.

De acuerdo con el coronel Héctor Ruíz, comandante operativo de la Policía Metropolitana, la asonada se registró cuando los uniformados hacían un patrullaje en el sector, invitando a varios jóvenes a que se entraran a sus casas.

La ruta la realizaron los uniformados para que los vecinos del sector cumplieran con la orden presidencial. Sin embargo, fueron atacados con piedras y palos.

El personal del cuadrante acude a atender el llamado de la ciudadanía por escándalo en vía pública”, relata el comandante.

“Al llegar al lugar fueron agredidos por varias personas con elementos contundentes. Uno de los uniformados fue despojado de su arma de fuego y con esta misma arma amenazaron al personal uniformado”, señaló Ruiz.

Para controlar la situación fue necesaria la intervención del Esmad. El uniformado, quien presentó heridas por objeto contundente, fue trasladado en una patrulla hasta la Policlínica.

“Con el personal que se llevó de refuerzo, incluido un grupo de Esmad se logró controlar la situación. Las lesiones de nuestros uniformados se presentaron debido a los golpes con elementos contundentes en una de sus manos”, indicó el oficial.

En el operativo se logró la captura de un hombre de 26 años quien deberá responder por el delito de asonada y agresión a funcionario público y la recuperación del arma de dotación de los uniformados.

Desde que inició el aislamiento obligatorio nacional, la Policía ha atendido en Neiva un total de 218 riñas, 38 casos de violencia intrafamiliar y se han impuesto un total de 1.333 comparendos a ciudadanos por incumplir la orden de quedarse en casa para prevenir la propagación del COVID-19.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App