Una vez regrese al país, Salvatore Mancuso deberá ir a la cárcel

La Corte Suprema de Justicia decidió el futuro del exjefe del temible bloque norte de las AUC. En marzo que vuelva al país, deberá ponerse a disposición de la justicia colombiana.

Tras una década de haber sido extraditado a Estados Unidos, Salvatore Mancuso, el exjefe del temible bloque norte de las AUC, se prepara para regresar a Colombia. Sin embargo, una vez pise territorio nacional no quedará en libertad. Así lo dispuso la Corte Suprema al mantener la medida de aseguramiento contra Mancuso. 

La sala de Casación Penal resolvió la apelación interpuesta por la defensa de Mancuso y decidió confirmar la negativa de sustituir las medidas de aseguramiento privativas de la libertad que recaen sobre él. Se lee en la decisión que de la información suministrada por la Fiscalía e incluso por la defensa, se constata que efectivamente en contra de Mancuso se formularon sendas imputaciones en la justicia ordinaria, por hechos cometidos, de acuerdo con la imputación, con posterioridad a su desmovilización. 

La defensa de Mancuso pretendía que Mancuso siguiera vinculado a los procesos que tiene pendiente con la justicia colombiana desde la libertad ya apeló una decisión del Tribunal Superior de Barranquilla. En audiencia del pasado 21 de octubre ante el magistrado con función de control de garantías de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla, la fiscalía formuló imputación en contra de Salvatore Mancuso y 63 desmovilizados más de las AUC por acciones atribuidas al Bloque Catatumbo de esa organización criminal. En la misma fecha el delegado de la fiscalía solicitó la imposición de medida de aseguramiento privativa de la libertad para 52 de los postulados imputados, petición acogida por la judicatura.

Seguidamente la defensora solicitó la sustitución de medida de aseguramiento para 39 de los postulados, entre ellos Mancuso. Sin embargo, el 24 de octubre, el magistrado con función de control de garantías resolvió sustituir la medida de aseguramiento impuesta a 36 postulados que se encuentran en libertad, pero negó la sustitución para Mancuso.

A partir de la entrada en vigencia del artículo 19 de la Ley 1592 de 2012, que introdujo a la Ley 975 de 2005 el artículo 18 A, en el proceso de justicia transicional de Justicia y Paz, los postulados pueden acceder a la sustitución de la detención preventiva en establecimiento carcelario, por una medida de aseguramiento no privativa de la libertad, siempre que cumplan las condiciones impuestas en esta norma.

Según la norma, este privilegio reglado no conlleva la libertad incondicional del postulado beneficiado con la sustitución de la medida, pues no se trata del desligamiento del proceso, sino de la posibilidad de continuar compareciendo a cumplir con los compromisos adquiridos desde la desmovilización, bajo condiciones menos aflictivas de la libertad que las de la detención carcelaria. Así que, una vez evaluados los argumentos de la defensa, la corte decidió confirmar lo resuelto en primera instancia sobre el caso y negar la sustitución de las medidas de aseguramiento privativas de la libertad que recaen sobre Mancuso. 

Hace una semana, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dio a conocer la fecha mediante comunicación electrónica a la Dirección de Asuntos Internacionales. En el mismo oficio se pide a la Fiscalía que informen a cada uno de los despachos que “adelanten investigaciones en contra del referido ciudadano, para que efectúen los trámites pertinentes con los organismos de policía judicial para garantizar su comparecencia”.

Lo cierto es que una vez regrese al país el excomandante de las AUC deberá seguir cumpliendo varios requisitos, uno de ellos, continuar en el proceso durante los próximos cuatro años, además, deberá atender las diligencias donde sea requerido por la justicia.

Esta semana, el alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, aseguró desde Montería que Mancuso contará con todas las garantías para retornar al país y así cumplirle a la justicia colombiana. “Como todos los colombianos e incluso aquellos que tienen deudas pendientes, porque el señor Mancuso entiendo también debe responder por otros delitos, deben tener la seguridad que como todos los colombianos, sus derechos deben ser garantizados”, dijo el funcionario. Ceballos hizo este pronunciamiento luego de que el abogado de Mancuso dijera que el exjefe paramilitar tiene miedo de ser asesinado en Colombia tras su regreso.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App