Vitricio, ¿Como vamos?

Artículo de opinión de Francisco España.

El caso jurídico VITRICIO, el lorito amazónico incautado a una familia Cordobesa que indignó a toda Colombia por las circunstancias del caso “una señora de avanzada edad 102 años su poseedora, una entidad ensañada en un procedimiento contra un caso aislado teniendo cientos de mayor de magnitud en frete, un desconocimiento de etnias indígenas en su jurisdicción y procedimiento lento para resolver” son de tantas situaciones que muchos reprochan.

Siempre lo he dicho, aquí el problema no es que se viole la norma, que no queramos cuidar al medio ambiente ni la fauna silvestre, aquí el problema no es que regresen a un “Lorito”, aquí el problema es que muchos nos identificamos con una situación:

“El estado mostrando su poder con ciudadanos de bien” ¿y los malos?, bien, saludos mandaron.

Compartiremos poco a poco la posición jurídica de la entidad y usted juzgará si verdaderamente estamos ante una injusticia o ante la terquedad de defender lo indefendible:

Cuando preguntamos si es posible la restitución del animal silvestre la entidad responde:

R/ “Nuevamente, de manera respetuosa, le aclaramos que no existe la  figura  de restitución  de  animales  a  personas  naturales,  la  restitución  no  se realiza  del Estado al tenedor, sino del tenedor al Estado, según lo definido en la Resolución 2064 de 2010 y en el artículo 48 de la ley 1333de 2009.”

Quiere decir lo anterior que para la CVS es imposible regresarlo, porque de acuerdo a su análisis no hay norma vigente que lo permita, sin embargo, nosotros creemos que, si la hay y la haremos valer ante las autoridades competentes, eso sí, fue difícil encontrarla.

Cuando preguntamos qué protocolo existe cuando quien sea sujeto al procedimiento sea de ETNIA INDIGENA:

R/ “Los protocolos que se manejan en la Corporación obedecen a lo estrictamente reglado y definido en la normatividad vigente, y no existen protocolos para poseedores de fauna, toda vez que legalmente esta  figura  no  existe,  al  ser  la fauna silvestre propiedad de la Nación”.

Entendemos que le es indiferente aplicar protocolos especiales, siendo estéricamente rigurosos con la aplicación de la norma, pero parece que se les olvidó un detalle, la norma en que se basan es de inferior categoría a la constitución nacional, es decir:

“Artículo 7: El Estado reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la Nación colombiana”.

Es decir; que la constitución política, la norma de normas hace un llamado a proteger la diversidad étnica y cultural, pero parece que les da igual que aun siendo demostrado con certificados del Ministerio del Interior la procedencia étnica de las personas involucradas, da igual porque la ley es la ley (Hágame el favor)

En conclusión, la respuesta es clara y contundente, “No vamos a regresar a VITRICIO” porque no existe esa figura que lo permita de acuerdo a nuestro estudio y no importa de la etnia que sean los dueños al final esa figura no existe y hagan lo que quieran”

Es entonces una postura excesivamente rígida aplicada en el contexto social, cultural y administrativo o la entidad cumple su función con guante de seda, teniendo en cuenta que hay un colectivo de abogados trabajando en el caso, cazando el mínimo error para abrir litigio.

Este año prácticamente ya se terminó y VITRICIO no regresó a su hogar, no por negligencia de sus defensores, sino porque los procedimientos administrativos tienen sus términos legales, muchas acciones apenas están siendo contestadas por los organismos de control, así mismo pecaríamos por irresponsables al entablar acciones que no dan a lugar para “impresionar a la comunidad y demostrar trabajo”, ejemplo malgastar una acción de tutela, instaurar denuncias penales sin fundamento o solicitar apertura de procesos disciplinarios sin material suficiente, lo cierto es que tras el silencio de equipo jurídico de VITRICIO no hay una derrota, por el contrario hay muchos colegas apasionados terminado la estrategia y arsenal que será radicado ante la justicia ordinaria, administrativa, disciplinaria, penal incluso internacional, porque las etnias indígenas están incluidas en tratados internacionales por si no lo sabían.

Muchos colegas de prestigio han dado su respaldo, Vitricio no está solo y Eliana la joven cuidadora y su poseedora la abuelita de 102 años de etnia indígena, tampoco, se los prometo.

Compartir en

Comments are closed.