Así va la Ptar nororiental, adiós a la laguna de oxidación y bienvenida a un gran parque

Con A buen ritmo marchan las obras de construcción de la nueva planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) de la zona nororiental de Montería. El porcentaje de avance actual es del 65%, el cual corresponde con la planificación definida para el año 2020, lo que permitirá iniciar con la puesta en marcha de esta importante obra en el primer trimestre del año 2021, beneficiando con esto a cerca de 120 mil habitantes de la capital cordobesa.

Con una inversión cercana a 45 mil millones de pesos, la PTAR Nororiental marcará un hito en la historia del desarrollo sostenible de Montería. Con esta planta se dará un salto tecnológico muy importante en el tratamiento de las aguas residuales y se impactará el urbanismo de la zona nororiental de la ciudad. Asimismo, dicha PTAR se convertirá en la primera planta de tratamiento de su tipo construida en la región caribe colombiana.  

Otro aspecto importante del proyecto es que se ejecuta con recursos de Veolia y no tendrá impacto en la tarifa de los usuarios. Al respecto el Ingeniero Uriel García Pereira, Gerente General de Veolia, comenta: “Estamos trabajando con mucho entusiasmo y compromiso por el mejoramiento de las condiciones de saneamiento básico de la ciudad. El proyecto de la PTAR Nororiental se ha convertido en un gran desafío para todos por la complejidad técnica del mismo; queremos con esto seguir transformando la ciudad. Este proyecto es financiado exclusivamente por Veolia con base en los acuerdos establecidos con la Alcaldía de Montería y significa más desarrollo, modernidad y sostenibilidad, pero sin llegar a impactar las tarifas actuales del servicio, generando con esto más bienestar social”.

La PTAR Nororiental se convertirá en un hito dentro de una década de trabajo intenso y constante por parte de Veolia, en la ruta de mejoramiento del saneamiento básico de la zona nororiental de Montería que inició hace 11 años con la ampliación del sistema de lagunas de oxidación. Continuó hace 3 años con la construcción y puesta en operación de una nueva estación de bombeo de agua residual tratada, así como la construcción de una nueva línea de impulsión y un nuevo punto de vertimiento.

Estas obras, cuya inversión ascendió a 10 mil millones de pesos, le permitieron al municipio dar cumplimiento a las disposiciones de la autoridad ambiental en el sentido de dirigir el vertimiento del sistema de tratamiento Nororiental hacia la fuente receptora de mayor capacidad, que este caso es el río Sinú, lo cual corresponde a una práctica responsable adoptada por las principales ciudades del país y del mundo. Todo este plan de optimización de saneamiento básico ha sido debidamente acompañado por las autoridades competentes y ha tenido el sustento técnico respectivo para garantizar a la comunidad una actuación institucional marcada por el respeto de las normas y de los componentes ambientales.

Así van los trabajos.
Así van los trabajos.
Así van los trabajos.
Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App