Atentado arrasó con 100 hectáreas del páramo de La Cocha-Patascoy en Nariño

La conflagración duró 14 horas y arrasó con aproximadamente 100 hectáreas. Al parecer, el fuego fue provocado intencionalmente por personas que buscan expandir sus terrenos para agricultura y ganadería. Gran parte del ecosistema quedó destruido.

Devastadas. Así quedaron 80 de las 300 hectáreas ubicadas en la vereda Santa Isabel del corregimiento de El Encano, por cuenta de un incendio que se presentó el viernes, 27 de noviembre, en la noche.

Las llamas arrasaron con gran parte del terreno que alberga especies nativas de páramo como los helechos, los frailejones, mortiños, esponjas retenedoras de agua, entre otros, que son fundamentales para mantener en equilibrio este ecosistema. También causó la muerte de varios animales que allí habitaban.

El páramo podría tardar siglos en recuperarse. Foto: Tomada Twitter bomberos de Pasto 

La pérdida es monumental porque muchas de estas especies, como el frailejón, crecen solo un centímetro por año, así que requerirá de décadas, incluso siglos, para que el páramo vuelva a su estado original.

El Secretario de Gestión Ambiental de Pasto, Mario Viteri Palacios, indicó que, luego de hablar con el alcalde Germán Chamorro de la Rosa y el viceministro de Defensa, Almirante David Moreno, harán una visita al lugar de los hechos para investigar lo ocurrido.

Aunque las investigaciones aún están en curso, todo parece indicar que no fue causado naturalmente sino provocado a propósito por personas de la zona. Esto, con el objetivo de acaparar esos terrenos para agricultura o ganadería.

Los Bomberos de Pasto, en compañía de la comunidad aledaña al páramo trabajaron sin descanso durante nueve horas para detener las llamas.

“Es lamentable el atentado en contra del ecosistema más importante de nuestro municipio y que hace parte del humedal Ramsar”, indicó el Viteri en un comunicado de la Alcaldía de Pasto. “Instamos a la comunidad a cuidar nuestros páramos y denunciar todo tipo de actos que afecten la diversidad ambiental en el territorio”, agregó.

Hace solo dos semanas en el páramo de Cumbal, también en Nariño, las llamas arrasaron con unas 2.000 hectáreas. Gran parte de la vegetación de este ecosistema quedó completamente incinerada. Y, no siendo suficiente, en septiembre se presentó otro incendio en este páramo el cual destruyó 400 hectáreas.

Compartir en

Comments are closed.