Clases por WhatsApp y módulos

CLASES POR WHATSAPP Y MODULOS. Realidades de colegios públicos. Por: Daniela Ríos Guarín. @Ríos de Crónicas e Historias. En esta oportunidad la estudiante de Comunicación Social y Periodismo, nos da a conocer un nuevo artículo de opinión.

Según el periódico El Espectador, para el año 2013 en Colombia habían más de 8.000 colegios públicos, cifra que para la actualidad podría haber aumentado. Sin embargo, nos hemos preguntado ¿será que a todos los colegios públicos están brindado educación de calidad y no de cantidad?

Investigando a través de internet y de personas que estudiaron en colegios públicos hace 30 y 40 años, me pongo a pensar ¿Cómo sería la educación en Colombia si los gobernantes cumplieran todo lo que dicen en sus campañas políticas? A lo mejor seríamos uno de los países con menos tasa de analfabetismo. Ahora, según una publicación del periódico El Tiempo, en el año 2004 presenta que una escuela estaba en graves problemas por falta de infraestructura y el aumento de la deserción escolar, noticias que en los últimos años se han vuelto más comunes.

En enero del año 2019 en el programa de la mañana El Desayuno que presenta RCN, tenían como invitado al señor, Javier Pombo, Director de Innovación Educativa de la Fundación Compartir y afirma que en Colombia lo que hace falta es CALIDAD, también hablaba que la deserción escolar estaba en aumento, pero sobre todo en las zonas rurales. Comenta que las instituciones se deben adaptar a los estudiantes, no los estudiantes al sistema educativo que sigue siendo el mismo de hace 50 años atrás.

Oficialmente el próximo 15 de marzo se cumple un año de haber iniciado las restricciones contra el COVID-19 en Colombia, restricciones que llevaron a cerrar todo lo relacionado con el comercio, el turismo, la diversión y los centros educativos, como colegios y universidades.

Esta pandemia nos obligó a reinventarnos y volvernos aliados de las tecnologías para poder “subsistir”. Con lo dicho anteriormente quiero llegar al punto de las clases en pandemia en los colegios públicos, enfocándome un poco en la Institución Educativa Victoria Manzur, ubicada en el barrio Cantaclaro de la ciudad de Montería. Para este caso quise entrevistar a un estudiante de grado octavo, una egresada de la promoción 2020 y una docente. Entrevistas realizadas de manera virtual.

Samuel Ruiz Fuentes, es un joven de pocas palabras, al igual que sus hermanos es un poco tímido y prefiere no hablar mucho del colegio, Samuel es actual estudiante del centro educativo mencionado, está en grado octavo.

Dice que cuando entraron al aislamiento preventivo tuvieron vacaciones hasta el 20 de abril, así como lo estipuló el presidente Iván Duque, luego, ingresaron por la modalidad “virtual”, para los estudiantes vicmanistas, solo hasta este año han logrado conectarse por la aplicación Google Meet.

El año pasado daban todas las clases mediante guías física y los que tuvieran acceso a internet se la enviaban por la red social WhatsApp, medio prioritario para la comunicación entre docente y estudiante.  La mayor dificultad que ha presentado es no tener un celular con buen espacio, como también tener mala conexión inalámbrica. A pesar de todo esto prefiere las clases virtuales porque le ayudan a esparcir sus conocimientos indagando más por internet.

Yolanda Martínez lleva 31 años ejerciendo la profesión de maestra, 20 años de ellos en la institución educativa Victoria Manzur, afirma que su mayor reto en la virtualidad ha sido llegar a sus estudiantes y conocer sus necesidades.

Cabe resaltar que como egresada de esta institución doy fe que una de las principales características es que los docentes están atentos de manera personal al avance de los estudiantes, no solo se preocupan por la parte académica sino psicológica, social y personal.

Al igual que el estudiante Samuel Ruiz, menciona que las clases la envían por WhatsApp. Por parte de la institución les facilitan un módulo con las áreas básicas para ampliar, y algunos alumnos se les facilitó computadores y Tablet que contaban con internet. De manera personal la docente les brinda educación personalizada a los estudiantes, los llama, le envía mensaje de texto, y a quienes tiene la facilidad de internet, les hace video llamada.

“los padres de familia que, así como ellos reciben el pago de familias en acción que le dan regalos a los estudiantes, que hagan el esfuerzo de adquirir un aparato electrónico que le permita a ellos mejorar sus clases, entonces se han comprometido y han asistido más a las reuniones. Para este año vamos a preparar clases sincronizadas a través de Google Meet y los que no, se le van hacer llamadas semanales para ampliarle la temática y dudas, para este caso los profesores tenemos planes ilimitado” Yolanda Martínez.

La docente voluntariamente hizo una encuesta a dos de los estudiantes que le brinda clases y así respondieron. Uno de los estudiantes que está en grado siete afirma que el mayor reto de las clases es entender las explicaciones, al igual que Samuel también el dan clases por módulos y usan el WhatsApp para comunicarse. Otro estudiante dice que le dificulta aprender por esta modalidad y considera que los medios que brinda la institución para las clases no son apropiadas y aunque le envíen las guías bien explicadas no están aprendiendo nada.

Es de mencionar que en la institución hay un alto índice de estudiantes que no cuenta con internet, muchos tampoco con un celular y la situación económica no les presta para estar pagando internet por muchas horas. Con base en lo mencionado, señor lector, ¿considera usted que las instituciones educativas de barrios vulnerables están recibiendo la educación adecuada?

Ana Sofia Fuentes es egresada 2020 y para ella el mayor reto de estudiar virtual es lo poco que garantiza la modalidad del aprendizaje. Para Ana, los medios por los cuales recibía las clases no fueron nada apropiados porque resolvían actividades de temas de los cuales tenían poco conocimiento.

Le pregunté por la preparación para las pruebas Icfes y afirmó lo siguiente: “Por parte de mi institución educativa no me fue brindada ninguna preparación, tuve que hacer cursos de manera individual” y por último, considera que no están brindado herramientas suficientes para aprender y es como si estuvieran haciendo las actividades por nota y no por un verdadero aprendizaje.

Para concluir podemos notar que la educación en colegios públicos no es la mejor y en pandemia es peor porque los estudiantes no tienen las tecnologías necesarias para el aprendizaje, y como decía el señor Javier Pombo al inicio, “Colombia necesita educación de Calidad” y para lograr la educación de calidad se necesita invertir en nuevas tecnologías, y nuevas infraestructuras. 

Ahora recuerdo que cuanto estaba en el colegio el señor rector José Lobo Diaz en las formaciones siempre decía que la institución educativa Victoria Manzur es la más grande de Montería, pero no en infraestructura, sino en la cantidad de estudiantes. En un salón están hasta 40 o más alumnos. Teniendo en cuenta esto es realmente difícil que instituciones con características similares estén preparadas para un regreso a clases con alternancia, ¿usted qué opina?

Evidencia.
Compartir en

Comments are closed.