Comprueban rendimiento de hasta 2 toneladas por hectárea del frijol Caupicor de Unicórdoba

Desde el banco de germoplasma, laboratorio de mejoramiento genético, Facultad de Ciencias Agrícolas, investigadores científicos de la Universidad de Córdoba confirmaron que las variedades de frijol Caupicor 50 y Caupicor 55, optimizadas por esta alma mater, ofrecen un rendimiento de hasta 2 toneladas por hectárea, superando las cosechas convencionales que ofrecen por esa misma área de siembra entre 500 y 600 kilos.

Advertisements

El programa de mejoramiento genético es único en el país, explica el docente e investigador Hermes Aramendis Tatis, líder del proyecto en el que trabaja la alma mater desde el 2007, que inició con estudiantes de la asignatura de fitomejoramiento y que hoy ofrece resultados a favor del hambre oculta y de los pequeños y medianos productores.

“Si bien es cierto que estas variedades tienen un mejor rendimiento que las variedades criollas o nativas tradicionalmente sembradas por nuestros productores, la gran ventaja es que tienen un mayor contenido de proteínas y de micronutrientes, especialmente hierro y zinc, con un 20 % de superioridad en cuanto a estos dos nutrientes esenciales”, explica el profesor Aramendis, doctor en genética y magíster en genética y fitomejoramiento.

Destaca el docente que otro beneficio para el suelo es que estas variedades fijan el nitrógeno atmosférico entre 40 y 120 kilos por hectárea, de gran ayuda también para el productor si se tiene en cuenta el alto costo de la bolsa de urea actualmente en el país.

“Es decir, es una ventaja para el beneficio físico, químico y biológico del suelo, especialmente en la rotación de cultivos, además del ciclo precoz de estas variedades en comparación con las semillas convencionales”, sostiene el científico unicordobés.

IMG-20220630-WA0042

 

Agrega el Dr. Aramendis que la variedad Caupicor 50 tiene registro para ser cultivada en Córdoba, Sucre y Bolívar; y la Caupicor 55 puede ser sembrada en todos los departamentos de la región Caribe, con una gran demanda. Sólo en jurisdicción del municipio de Cotorra hace un par de años el 80 % de las 1.500 hectáreas que se sembraban son de las variedades producidas por la Unicórdoba.

A su turno el también ingeniero agrónomo y egresado de esta alma mater, funcionario del laboratorio de mejoramiento genético, Henry Hernández Murillo, destaca la importancia de generar variedades con miras a resolver problemas asociados a la seguridad alimentaria y al cambio climático.

Hernández destacó la respuesta acertada de las comunidades de productores para adoptar estas nuevas tecnologías, porque han comprobado el rendimiento y aporte de nutrientes.

Compartir en

Comments are closed.