Con la DEA, autoridades en Colombia desmantelan gigantesco complejo cocalero

Una gigantesca estructura destinada a la producción de cocaína fue ubicada e intervenida en zona selvática de Tumaco (Nariño), gracias a la acción conjunta de la Fiscalía General de la Nación, a través del Grupo de Investigaciones Especiales de la Dirección del CTI, el Ejército Nacional, la Armada Nacional y la agencia estadounidense antidrogas DEA.

El complejo narcotraficante sería el de mayor extensión que ha sido descubierto en 2020, estaba distribuido en algo más de un kilómetro de bosque nativo, a 10 kilómetros del centro urbano más cercano.

En el lugar fue encontrado un centro de procesamiento de hoja de coca, un laboratorio de producción de pasta de coca y un cristalizadero para clorhidrato de cocaína.

Los peritos calculan que se alcanzaban a elaborar hasta seis toneladas de estupefacientes que eran enviadas desde las costas del Pacífico colombiano hacia países de Centroamérica y EstadosUnidos.

Durante el procedimiento los técnicos antiexplosivos desactivaron un campo de minas antipersona, que había sido instalado para que las autoridades y los pobladores no se acercaran a las diferentes edificaciones artesanales.

Asimismo, fueron incautados insumos líquidos y sólidos, elementos usados para el procesamiento del alcaloide en sus diferentes fases, y fue descubierta una bodega con alimentos no perecederos para abastecer a 30 personas.

De acuerdo con las investigaciones, lideradas por un fiscal delegado ante el CTI de la Fiscalía, el complejo ilegal pertenecería a alias Borojó, máximo cabecilla de las denominadas Guerrillas Unidas del Pacífico; y alias Gringo, jefe del Grupo Armado Organizado Residual (GAOR) Oliver Sinisterra.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App