Encuentran a mototaxista venezolano muerto de 30 puñaladas

Escabrosos detalles se conocieron en la mañana de este 7 de diciembre en Galapa, Atlántico. Las autoridades encontraron el cuerpo de un joven de 21 años de nacionalidad venezolana identificado como Jhonneiber Josué Rodríguez Cárdenas, quien se desempeñaba como mototaxista y habría muerto por repetidas heridas de arma blanca en todo su cuerpo.

La fuerza publica evidenció que el joven era conocido como alias Caracas y habría recibido al menos 30 heridas de puñal en el cuello, el pecho y la espalda. Sus restos fueron encontrados en ‘Las Mellas’, una trocha localizada en la calle 17 con carrera 40, del barrio Mundo Feliz, de Galapa, sector donde el joven vivía.

Los habitantes del sector aseguraron que no escucharon gritos o alertas, por lo que las autoridades creen que el asesinato ocurrió en otro sector y el cadáver fue arrojado en Las Mellas. Además, dicen los vecinos que solo vieron el cuerpo tirado y decidieron dar aviso a las autoridades.

“Yo a él lo conocía como ‘Caracas’ porque siempre hacía mototaxi aquí en Mundo Feliz, pero no sé que más habría podido pasar”, aseguró un testigo al diario El Heraldo. Además, investigadores del CTI le dijeron al medio barranquillero que pese a que el cuerpo de la víctima ya fue identificado, la moto del joven fallecido aún no se encuentra, por lo que “es extraño que le den 30 puñaladas en un robo”.

Después del levantamiento del cuerpo sin vida, sus restos quedaron a disposición de la Sijin y la Policía Metropolitana de Barranquilla.

En el 2019 murieron por desnutrición en Colombia 37 migrantes venezolanos menores de 5 años

Por otro lado, se analiza el panorama que afronta los venezolanos en territorio colombiano, la Defensoría del Pueblo de Colombia comunicó el pasado sábado 5 de diciembre que más de 37 menores de cinco años, entre refugiados y migrantes venezolanos, fallecieron a causa de desnutrición en 10 departamentos del país durante el año pasado.

La entidad afirmó en el boletín correspondiente a noviembre 2020 que los lamentables casos se presentaron en los departamentos de La Guajira, donde se registraron 16 fallecidos; Norte de Santander con ocho; Arauca con cuatro; Vichada con tres; Meta, Casanare, y Guainía con uno; y las capitales de Bogotá y Cali con un muerto por desnutrición.

De igual forma, la Defensoría indicó en el documento “Niñez y Adolescencia Refugiada y Migrante”, realizado por la Defensoría Delegada para la Infancia, Juventud y el Adulto Mayor que entre agosto de 2019 y agosto de 2020 se han contabilizado 1.432 menores de cinco años migrantes y refugiados venezolanos con problemas de desnutrición especialmente en la capital del país con el 16%, el Norte de Santander con el 14%, y el Valle del Cauca con el 11% de estos casos.

La entidad también señaló que se han registrado 21.385 niñas y adolescentes venezolanas en embarazo en el país entre principios del año pasado y agosto de este año lo que representa el 9.2% de las madres gestantes menores de edad en Colombia.

Dentro de las cifras presentadas por la Defensoría también se indicó que entre enero y mediados de septiembre 3.197 migrantes venezolanos han sufrido violencias relacionadas por razones de género de los cuales el 79% fue contra mujeres, más de 60% viven con su agresor.

Sebastián Ventura, de seis años, camina en el segundo día de su trayecto de seis meses en busca de un hogar.Credit...Federico Rios para The New York TimesSebastián Ventura, de seis años, camina en el segundo día de su trayecto de seis meses en busca de un hogar.Credit…Federico Rios para The New York Times

Asimismo, la entidad señaló que durante la emergencia sanitaria por covid-19 1.593 menores de edad sufrieron violencias relacionadas al género, de los cuales lo más afectados fueron los menores de cinco años con el 19% de los casos y los adolescentes con el 18%.

Frente a esta situación, la Defensoría del Pueblo señaló que existen unas preocupaciones importantes como las garantías para la atención médica de los menores de cinco años provenientes de Venezuela y las madres gestantes, así como las afectaciones en salud mental de estos niños que se enfrentan a casos de violencia intrafamiliar y exclusión.

Le podría interesar: Así cambiaría la jornada laboral en Colombia al pasar de 48 a 40 horas semanales

De igual modo, la entidad indicó su preocupación frente a la prevención del covid-19 en esta población migrante debido a factores como la dificultad para cumplir con las medidas aconsejadas de bioseguridad y el hacinamiento especialmente en asentamientos informales en La Guajira, Norte de Santander y Arauca.

Jessika en el hospital de Colombia, horas después de dar a luzCredit...Federico Rios para The New York TimesJessika en el hospital de Colombia, horas después de dar a luzCredit…Federico Rios para The New York Times

Otra de las dificultas que reconoció la Defensoría frente a la pandemia es la relacionada al tema educativo como la deserción escolar, la suspensión del aprendizaje y la dificultad para acceder a medios tecnológicos que presentan los menores refugiados y migrantes en el país.

Por último, la entidad identificó una “limitación en la definición de estrategias de atención por las entidades del Gobierno para el acceso a los mecanismos de protección nacional e internacional que garanticen y restablezcan los derechos referidos al registro civil, nacionalidad y reconocimiento de la condición de refugiado, entre otros, durante la COVID-19 y en la nueva ‘normalidad’”, señaló en el boletín.

Estos boletines periódicos presentados por la Defensoría tienen la intención de visibilizar la preocupante migración y su impacto especial en las poblaciones más vulnerables como los menores y sus familias.

Compartir en

Comments are closed.