Héroes silenciosos: Día internacional de seguridad del paciente

A nivel mundial muchos países se han esforzados para sacar adelante sus sistemas de salud aumentando la cobertura y la calidad en la prestación de los servicios de salud, los gastos han sido impresionantes en las últimas dos décadas, se ha invertido en recurso humano, infraestructura, tecnología y sistemas de información, por lo menos eso creímos, durante estos años.

Pero La pandemia de COVID-19 ha desnudado grandes problemas, de los que ya se venían discutiendo a puertas cerradas como los son, el aumento de los eventos adversos, las infecciones asociadas a la atención en salud, violencia y estigmatización hacia los trabajadores de la salud que han conllevado a trastornos psicológicos y emocionales, como también la exposición a las enfermedades, y lamentablemente las muertes de muchos de ellos.

Pensamos que estos esfuerzos habían sido suficientes, pero no, porque a pesar de las grandes inversiones de muchos gobiernos, también se han realizado grandes modificaciones no acertadas que han deteriorado la calidad en la prestación de servicios de salud. Todo ello conlleva a que los trabajadores de la salud sean más susceptibles a cometer errores que pueden afectar la seguridad del paciente.

En Colombia sí que no podemos ocultar lo mucho que nos ha afectado la pandemia, que los cambios o malas decisiones en los últimos tiempos, han llevado a un sistema de salud a la caída, afectado profundamente en la parte económica, donde los recursos no fluyen y se quedan en las manos de unos cuantos y no llegan al cien por ciento a las instituciones prestadoras de salud (IPS), y no permite que la calidad en la prestación en salud aumente, que el talento humano crezca. En un sistema donde hay muchos actores públicos, como privados, que han hecho hasta lo imposible para sobrevivir, en este sistema de salud lleno de incertidumbres.

A pesar de todas las dificultades algunas IPS no han diezmado su prestación de salud con calidad y humanidad, han mantenido en sus filas su talento humano, porque reconocen su importancia en el eslabón de la calidad y la seguridad del paciente. Talento humano que incluye desde sus directivos hasta  los empleados de los servicios generales y en medio de ellos, el personal de salud, resaltado por su conocimiento científico.

Es por ello que en el día internacional de la seguridad del paciente se merecen toda nuestra atención, debemos proteger y cuidar a quienes nos cuidan. Este talento humano que nadie conoce, ”los héroes silenciosos” .

Estos héroes que han dado la vida por sus pacientes, los que se han puesto toda su empatía en cada paciente que atienden los que han mirado a tu familiar tendido en una UCI como a su padre, hijo o hermano, no podrían tener mejor homenaje que el agradecimiento y respeto de toda la sociedad, por todo lo que han hecho en su campo de batalla para tratar de vencer esta pandemia, un virus letal, sin piedad, sin tratamiento, sin vacuna, que ha dejado muchos seres queridos sin abrazar, sin el ultimo a Dios hacia sus familiares y amigos, pero que estos héroes silenciosos con sus pocas armas, no mas que su conocimiento científico y enorme talento han podido enfrentar esta pandemia, permitiendo que algunos puedan volver a ver a sus seres queridos o por lo menos queden satisfecho de que hicieron hasta lo imposible para traérnoslos de nuevo.

Hoy la sociedad en general debe entender la importancia que tiene el talento humano en salud en el cuidado de nuestra salud y acogerlos con respeto, admiración y humanidad, rechazando cualquier acto de violencia contra ellos.

Mis más sinceros agradecimientos al talento humano de la unidad de cuidados intensivos de la clínica IMAT.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App