Importancia de la rendición de cuentas

En esta columna hablare sobre la importancia de la figura jurídica denominada “rendición de cuentas” en la vida laboral, legal y cotidiana a sabiendas de que parece un tema simple pero es mucho más complejo de lo que aparenta ser esta acción.

Advertisements

Haciendo un análisis introductorio, podemos esbozar que por sentido común se sabe que las personas (sea en el área pública o privada) hacen negocios todos los días: Compran y venden, prestan, administran, se asocian, invierten, etc., y en algún momento es probable que se encuentren en una situación donde la persona con la que ha hecho un negocio se niega a entregarle cuentas sobre los frutos (dividendos, gananciales) obtenidos de la gestión del negocio que está gestionando. Es por ello que existe la figura de la Rendición de cuentas, que bien puede ser provocada o voluntaria si se trata de negocios privados. Las rendiciones de carácter público por parte de autoridades administrativas son imperativas.

Entonces podemos decir que la Rendición de cuentas es un proceso u oportunidad por medio del cual una persona o varias personas que conforman una sociedad ponen de manifiesto a partes interesadas respecto a los negocios y/o tramites que están realizando, los recursos que han estado administrado y los ingresos y egresos producto de sus gestiones y que son de interés particular o de interés general cuando se trata de las rendiciones de cuenta que hace la Autoridad administrativa de un municipio tratándose del erario público destinado para las obras publicas y proyectos que beneficien a la comunidad.

Cabe decir que en el ámbito del derecho privado la rendición provocada de cuentas es una acción civil con la que se pretende obligar a una parte de un contrato o negocio a que rinda cuentas sobre la gestión y los frutos de contrato o negocio.

Dicho de otra forma, la rendición de cuentas es el mecanismo por el que una sociedad o una persona representando determinada entidad, evidencia con las respectivas pruebas de rigor los resultados de la sociedad o entidad respecto a los gastos e inversiones generados de acuerdo con los lineamientos y en cumplimiento de la misión o propósito fundamental de la sociedad , confirmando por medio de la rendición, la entrega de bienes y servicios en favor de una o varias personas expresando a su vez las necesidades o problemas sociales los grupos a favor que se deben deberían resolver. En pocas palabras, rendir cuentas es dar explicaciones a persona particular o comunidad en general sobre algo, específicamente sobre los recursos, sea la denominación que tenga, para gestionar cierta obra o proyectos en favor a terceros, sea de carácter público o privado, como la rendición de cuentas que rinden los Alcaldes Municipales a toda la ciudadanía sobre los gastos realizados a través de las políticas públicas que buscan el mejoramiento de alguna infraestructura en común, o de los proyectos que promueven el crecimiento educativo, social, económico y cultural de uno o varios sectores del Municipio que dirigen.

De lo anterior se colige la importancia de la rendición de cuentas ya que evita que se malversen o desvíen injustificadamente los recursos del erario público que se deben destinar exclusivamente para el mejoramiento y desarrollo socioeconómico de una población determinada, para beneficio y provecho de la ciudadanía en general y para los programas sociales que amparen a las poblaciones de carácter vulnerables o de especial protección, de zonas veredales en riesgo, además de que permite verificar que los recaudos son usados, previa validación de su inversión, para las finalidades convocadas en acto o contrato administrativo, o para los propósitos que se erigieron en acuerdo privado, como en el caso del hijo que administra los bienes de su padre interdicto y por tanto rinde cuentas a los hermanos sobre los cuidados y servicios proporcionados a su antedicho progenitor.

En los asuntos públicos, la rendición de cuentas permite a los ciudadanos obtener, para mayor transparencia de las actuaciones administrativas, información sobre la gestión e inversiones de obras y servicios públicos beneficios al bien común de la población, asi como de sus resultados y ventajas, generando con esto mayor confianza , ya que existe un control social sobre estas gestiones, permitiendo a su vez que no se tergiversen los recursos públicos para finalidades ajenas al beneficio de los gobernados.

De lo anterior, se puede concluir de manera atinada que la rendición de cuentas se suscita como un medio de control para que la ciudadanía o particulares tratándose de asuntos de carácter privados, puedan obtener con mayor facilidad, información relacionados con las gestiones e inversiones que se realizan en beneficio de una o varias personas, para mayor transparencia y confianza. Este medio de control sin duda alguna garantiza el ejercicio de control social a la administración en asuntos públicos, asi como la velación y control de los gastos y utilidades de los que hace quien administra los dividendos de determina persona o grupo social por ser estos incapaces de administrar dichos bienes o servicios, por lo que ambos ámbitos genera confianza entre el rendidor y las partes interesadas.

 

Compartir en

Comments are closed.