Los decretos inmortales contra el mototaxismo en Colombia

Cuando hablamos de inmortalidad todos piensan en vampiros, en seres mitológicos o Dioses de Olimpo, pero curiosamente estamos en “Alicia en el país de las maravillas” un mundo loco donde todos hacen lo que se les da gana. Incluso con la misma ley, esa que violan las mismas autoridades y que han omitido para volver inmortales decretos restrictivos contra el gremio motero, ¿no me cree?, acompáñame:

¿Cuántas veces han renovado el permiso de prohibido parrillero?

¿Cuántas veces han renovado el día sin moto?

¿Cuántas veces han renovado decretos de vías prohibidas?

Si en su municipio o ciudad han renovado estos decretos más de 2 veces, le informo mi querido lector y seguidor, que les están metiendo los dedos en la boca, ¿por qué? Fácil:

LEY 769 DEL 2002 en su artículo 6 parágrafo 3 establece:

(…) PARÁGRAFO 3o. Los gobernadores y los alcaldes, las Asambleas Departamentales y los Concejos Municipales, no podrán, en ningún caso, dictar normas de tránsito de carácter permanente, que impliquen adiciones o modificaciones al código de tránsito. (…)

Quiere decir lo anterior que no podrán andar renovando los mismos decretos, una, dos, tres y las veces que quieran porque la norma LO PROHIBE, pero claro como aquí la ley es para el ciudadano común, esto se hace y nadie dice nada. ahora se preguntará ¿Y por qué no sale un líder, un abogado o alguien que sepa hacer cumplir la ley?

La respuesta es, ya se ha hecho en algunas ciudades, ya se ha demandado con éxito este tipo de decretos ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo y los jueces de la republica le han dado la razón a los accionantes, pero curiosamente son noticias que no han trascendido a la palestra pública, son noticias que a pesar de éxitos rotundos de un gremio marginado y atropellado se engavetan en los anales de la historia de Colombia.

El mototaxismo sin temor a equivocarme ha superado la capacidad administrativa de las entidades o secretarias de tránsito, ha pasado de ser un pequeño comportamiento no autorizado por la ley de tránsito a convertirse en un medio informal de subsistencia de miles de familias, su poder es determinante a la hora elegir alcaldes, concejales y senadores, ponen y quitan dirigentes, pero pareciera que no son conscientes de esto.

Como analista de esta situación de años, he visto un cambio en su mentalidad, ya era hora. Estas elecciones que aún están lejos, de alcaldía y concejo serán muy complejas porque veo que el gremio se está organizando, se va hacer rogar y no habrá tamales ni billetes de Gabriel García Márquez que los hagan cambiar de opinión: “O nos ayudan o se queman políticamente”, saludos.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App