Médica lamenta que, mientras ellos luchan contra el virus, los influencers sean ricos

Una médica puso a pensar a muchos cibernautas con un mensaje lleno de rabia e indignación, por lo que considera una injusticia social y una total incoherencia para un país tan desigual como Colombia.

Todo sucedió cuando en una noticia se difundieron imágenes del lujoso apartamento que compró La Liendra en Medellín. La médica comentó de inmediato la frustración que sentía por ese hecho y por la realidad del personal de salud en Colombia.

Soy médico especialista. Todos los días me levanto y le pongo la cara a la pandemia… Así como yo, hay muchos profesionales que no han podido comprar un inmueble. No puedo creer que un tipo salido de la nada, que se la pasa haciendo puras bobadas en redes sociales, con un nivel de educación paupérrimo, logre lo que muchos colombianos no podemos”, dijo la mujer.

“Así de pequeños es nuestro país. Por estas cosas nos llamamos tercer mundo”, sentenció.

Algo parecido sucedió con La Segura, cuando compró una camioneta de 300 millones y presumió ese lujo por las redes. En ese momento, muchas personas también manifestaron y pusieron en duda la idea de que el estudio tradicional es sinónimo de éxito en la sociedad del siglo XXI.

También hubo cuestionamientos a Kim Kardashian por llevar a sus seres queridos a una isla privada a “fingir que todo era normal”, y presumir en redes sociales las fotos de la celebración, mientras su país, Estados Unidos, sigue siendo el más golpeado por virus.

Los temas abrieron el debate sobre las prioridades de la sociedad. Sin embargo, otras personas opinan que es un asunto de entender el cambio de los tiempos y sostienen que los influencers no son tontos, sino personas con una gran inteligencia que saben sacarle provecho a las redes.

Finalmente, hay que recordar que en el principio de la pandemia una médica de Europa también abrió una discusión al respecto cuando aseguró que ahora que los humanos dependían de los médicos entonces por qué no llamaban a los futbolistas que tanto aclamaban para que los salvaran.

Compartir en

Los comentarios están cerrados.