MinTrabajo: “la decisión final sobre el salario mínimo será del Gobierno”

Esta semana inició la puja entre las centrales obreras y los empresarios, con la intermediación del Gobierno nacional, para definir el salario mínimo que regirá a partir del 2021 en Colombia. El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, aseguró que, si las partes no llegan a un consenso sobre el aumento que tendrá el mínimo, será el Gobierno quien, mediante un decreto, defina el incremento del mismo.

Cabrera realizó dichos pronunciamientos durante un evento de empresarios de Amcham (American Chamber of Commerce). Allí, el titular de la cartera laboral señaló que este año las conversaciones del mínimo comenzaron bastante distantes entre las partes, sobre todo, por el déficit financiero que atraviesa la economía colombiana a raíz de la pandemia de coronavirus.

“Las dos propuestas son muy lejanas. Los gremios prácticamente están hablando de un 3%, inclusive menos, y las centrales obreras se casaron con algo muy fuerte que es el 14% y más que un porcentaje con un valor un valor simbólico decir que en Colombia el salario mínimo es de un millón de pesos”, advirtió el ministro.

Cabrera, además, aseguró que uno de los puntos que ve más complejos durante la concertación a la que se intenta llegar sobre el salario mínimo es que hay “posiciones políticas marcadas” que causan un declive dentro del acuerdo, sin embargo, resalta que MinTrabajo, liderado por el Gobierno Nacional mediará para encontrar una solución para todos los involucrados.

Tras las reuniones que se lleven a cabo, el ministro de esa cartera dice que la decisión final la tendrá el presidente Iván Duque. Además, Cabrera expresó los puntos que el gabinete al que pertenece tiene como prioridad en el ajuste al salario mínimo de los colombianos, los cuales buscan proteger los empleos actuales, generar más puestos de trabajo y conservar el ingreso de los trabajadores.

 

En contexto

Inició sesiones la Comisión de Concertación de Políticas Laborales y Salariales para definir el salario mínimo de 2021.

En esta primera reunión, junto con técnicos del Ministerio de Hacienda y enviados del Departamento Nacional de Estadística (DANE), las partes analizaron cifras en torno a productividad así como el Índice de Precios al Consumidor y el desempleo en 2020.

En la sesión, fue dada a conocer la cifra de productividad nacional durante 2020 que cayó al -0,6%. Esta es fundamental para las negociaciones, dado que, en un contexto de normalidad económica, la productividad se suma a la inflación del periodo para fijar el punto de partida del incremento salarial.

Sin embargo, su valor negativo, como el presentado para esta vigencia, implica que debe restarse del costo de vida.

Compartir en

Comments are closed.