Violación a granel de normas sanitarias deja el primer día de reactivación comercial en Montería

Inmovilizaciones y amonestaciones por violar el pico y cédula, fue la constante en Montería durante este primero de junio cuando se le dio apertura a buena parte de los establecimientos comerciales, tras la flexibilidad autorizada por el Gobierno Nacional para reactivar la economía.

Solo en un puesto de control de la Policía de Tránsito, acompañado por la Personería en el centro de Montería, un alto porcentaje de los requeridos se movilizaban incumpliendo el pico y cédula.

El comandante de la Policía de Tránsito, Capitán, Erwin Ardila, dirigió el procedimiento y reportó que, además de las inmovilizaciones se impusieron comparendos a los ciudadanos que, a sabiendas que no tenían habilitación para salir, se encontraban en las calles de la ciudad.

De la misma forma, se hizo inspección al interior de los vehículos de transporte público urbano de pasajeros para verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y el distanciamiento de los pasajeros.

Los puestos de control también se concentrarán y se mantendrán en las afueras de la ciudad donde se han sorprendido transportadores con documentos falsos intentando penetrar al municipio.

El vocero policial llamó la atención de la ciudadanía para que respete el pico y cédula y cumplan con lo establecido en normas de bioseguridad.

“Que la gente no mire las normas como un problema, sino como la oportunidad para protegernos del virus” , recomendó el comandante de la Policía de Tránsito.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App