Ya son 18 los municipios en calamidad pública por lluvias en Córdoba

Se trata de Cereté, Tierralta, Ayapel, San José de Uré, Chinú, Valencia, Montelíbano, Ciénaga de Oro, Puerto Escondido, San Pelayo, Montería, La Apartada, San Bernardo del Viento, Buenavista, Lorica, San Andrés de Sotavento, Canalete y el último en sumarse al listado es Cotorra.

Advertisements

Los pronósticos no siguen siendo favorables para el departamento de Córdoba, según el subdirector de Gestión Ambiental de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge – CVS, Albeiro Arrieta, quien sostuvo que “desde hace dos días tenemos la alta probabilidad de que entre el 20 y el 22 de junio se aumenten considerablemente las lluvias en todo el departamento de Córdoba, lo cual nos lleva a encender las alertas, especialmente en lo que tiene que ver los ríos Sinú y San Jorge”.

Por otro lado, las autoridades ambientales informaron que en lo que concierne al Mar Caribe Colombiano, se alerta por tiempo lluvioso, del que se prevé probabilidad de lluvias moderadas a fuertes, en algunos casos con posibilidad de tormentas eléctricas y rachas de viento.

En este sentido, se sugiere a las embarcaciones de poco calado consultar con las capitanías de puerto antes de zarpar en zonas de inminente tempestad; a los bañistas y habitantes costeros, estar atentos a la evolución de las condiciones meteorológicas y a los avisos de las autoridades locales.

El 56% del departamento de Córdoba se encuentra afectado por las inundaciones

Frente a la posibilidad de tormentas eléctricas, vientos fuertes o vendavales, se recomienda a la comunidad en general:

• Buscar un refugio seguro.

• No exponerse en zonas abiertas, debajo de árboles y estructuras metálicas altas, toda vez que podrían ser objeto de descargas.

• Evitar actividades deportivas en áreas abiertas en el momento de tempestades.

• Asegurar y revisar el estado de los tejados y de estructuras elevadas que puedan colapsar en un momento dado por causa de vientos fuertes, por encima de lo normal.

• Adelantar labores de limpieza de techos, canales bajantes y sumideros.

En este orden de ideas, la CVS recomienda seguir las directrices impartidas por los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres, activar canales de comunicación, especialmente con las zonas rurales más vulnerables.

Compartir en

Comments are closed.