Avanza la construcción y dotación de la tercera fase del SENA en Montelíbano

Con el propósito de continuar apostándole a la educación y el desarrollo socioeconómico de las comunidades del Alto San Jorge, Cerro Matoso junto con la empresa constructora Fevial reportaron un avance del 70% en la construcción de la tercera fase del SENA; un proyecto de inversión social que emplea a más de 35 montelibaneses y cuyas obras se reanudaron en junio, luego de que fueran suspendidas en marzo a causa de las medidas de prevención del Covid-19.

La tercera fase del SENA, que beneficia a la región del Alto San Jorge, es financiada mediante el mecanismo estatal Obras por Impuestos que permite a las empresas la ejecución directa de obras de impacto social como parte de pago del impuesto de renta en los municipios PDET. La inversión ronda los 8.800 millones de pesos.

El proyecto contempla un área construida de 1.200 metros cuadrados, que albergarán los bloques de alimentos, control de calidad y áreas administrativas. Además, la inversión incluye la construcción de vías internas, paisajismo, una cancha polideportiva y la dotación.

Paralelamente a la construcción, se avanza en la compra de la dotación para los ambientes de cárnicos, lácteos, fruver y gastronomía, que incluye, bar, restaurante y cocina, cuyos cursos de formación estarán enfocados en líneas de procesos. Así mismo, se incluye dotación para el laboratorio de control de calidad, economato (almacén), enfermería y mobiliario para el bloque administrativo.

Se prevé que la dotación, a la cual se destinará el 26% del presupuesto aprobado, se instale a partir de enero de 2021, con el fin de realizar las pruebas de funcionamiento y capacitación a instructores, con miras a la puesta en marcha y entrega al SENA en mayo de 2021. El mobiliario en acero inoxidable será fabricado localmente y los equipos especializados serán objeto de convocatoria privada, para la cual se ha realizado una preselección de proveedores a nivel nacional.

Los aprendices tendrán la oportunidad de operar equipos de última tecnología para el procesamiento de carnes, elaboración de embutidos, hamburguesas, entre otros. También tendrán equipos para la conservación, tratamiento y preparación de frutas y vegetales, mientras que, en el ambiente de lácteos, habrá un equipo completo compuesto por marmitas, tinas de cuajado, mantequilleras, pailas de hilado y un componente específico para talleres de elaboración de helados, paletas y granizados.

El SENA le apuesta a tener una amplia capacitación en temas como la preparación de cocteles, cafés y las diferentes opciones que pueden ofrecer en los cursos de formación para gastronomía. Para ello, esta área tendrá además de todos los equipos, la zona de restaurante y bar con todo el confort e iluminación armónica para brindar oferta institucional y servicio para atención de eventos.

¨Para Cerro Matoso, la educación es uno de los pilares fundamentales para impulsar comunidades autosostenibles y por eso creemos en fortalecer el SENA del San Jorge en la región, pues los programas que imparten tienen un gran impacto en el desarrollo social, económico, y, sobre todo educativo. Tres años después de la apertura de este centro en Montelíbano, hemos visto los resultados en educación y empleo¨, afirmó el presidente de Cerro Matoso, Ricardo Gaviria.

Cabe recordar que Cerro Matoso, en el marco de la Alianza por lo Social para el Alto San Jorge, ha adecuado, construido y dotado las primeras dos fases de este centro educativo destinado a formación técnica y tecnológica en Montelíbano.

Una vez finalizado el proyecto, se podrán atender simultáneamente 800 aprendices del departamento de Córdoba asentados en las zonas rurales y urbanas de Ayapel, Buenavista, La Apartada, Puerto Libertador, San José de Uré y Montelíbano.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App