Conoce al youtuber indígena que busca reivindicar la cultura mizak en Colombia

Gonzalo Hernán Aranda, conocido en redes sociales como Chalololoko, tiene 30 años, es oriundo de Silvia, Cauca, y aunque creció en medio de ambientes rurales y campestres -en la vereda La Campana que pertenece al resguardo indígena de Guambia- siempre soñó estar rodeado de gente y en escenarios, por eso actualmente es influenciador y busca reivindicar las costumbres, raíces y creencias de los mizak, comunidad indígena a la que pertenece.

Chalololoko sube videos a Instagram y YouTube con el atuendo típico de su región: ruana, sombrero y bayeta. En los clips, el hombre cuenta la historia de los misak: costumbres, historias, raíces y demás.

En diálogo con el diario El Tiempo, Chalololoko asegura que siempre se caracterizó por su buen sentido del humor mientras recogía las siembras de su familia y recreaba escenas de películas y telenovelas que le gustaban.

“La idea, más que ir tras fama o dinero, es dar a conocer mi cultura porque es muy hermosa, mis costumbres, y un sueño hacia el futuro es darle a mi madre lo que ella se merece”, dice el joven misak.

Aranda quedó huérfano de padre a los 14 años, por lo que desde esa edad se convirtió en ‘el hombre de la casa’ y se dedicó desde su preadolescencia a trabajar para sacar adelante a su familia conformada por su madre y sus dos hermanos menores.

Cómo empezó a ser ‘youtuber’

Chalololoko quería nuevas oportunidades, por lo que viajó a Cali y comenzó a estudiar psicología , actualmente cursa sexto semestre. Durante su estancia en la universidad vio una materia de tecnologías de la información y junto a dos compañeros realizó un trabajo en el que analizaron una red social: YouTube.

“No sabíamos qué contenido subir. Mis compañeros decidieron que yo hiciera el video, que porque soy muy cómico y chistoso al expresarme y para que fuera un video de risa. Lo hicimos, lo subimos y en una semana se viralizó. Luego lo subimos a Facebook e Instagram, y también se viralizó”, cuenta Aranda al diario bogotano.

El influencer indígena reveló que siempre estuvo interesado por subir contenido a redes sociales pero por el temor a las críticas, principalmente de su familia, no se atrevía. Sin embargo, después de lo sucedido en su clase se animó y ahora lo disfruta.

“Desde hace un año y medio subo videos no solo cómicos, sino mostrando mi cultura, de dónde vengo y principalmente anécdotas que me pasan como indígena en la ciudad, resaltando siempre esa parte que me diferencia, lo indígena y la cultura caucana”, contó Chalololoko.

El joven cuenta que al inicio a la familia y a los miembros de la comunidad a la que pertenece no les gustaba que él subiera eso porque “decían que eso era hacer el ridículo, que qué pena”. Sin embargo, cuenta Chalololoko que gradualmente han cambiado de parecer y “la gente ha aceptado a Chaloloko TV como un personaje que hace reír”.

Chalololoko dice que ha tenido éxito en su comunidad porque “visibilizo esa parte campesina e indígena que se vive en la parte rural”. Estas anécdotas, según el youtuber, lo han posicionado no solo en su resguardo, sino también en otras partes de Colombia y el mundo.

¿Qué quiere decir Chalololoko? El joven asegura que es un híbrido entre su nombre abreviado y la palabra ‘loco’. Además, dice que en su infancia su abuelo le obsequió una pelota que decía Chalingo y “creo que la pelota me la regaló mi abuelito por el nombre de Gonzalo, y chalingo era como decir Chalo. Desde ahí, mis tíos y familia me dicen Chalo, todos en el pueblo me llaman Chalo Aranda”, revela el joven psicólogo en formación.

Para financiar sus estudios, el joven se desempeña como monitor universitario y comercializador de productos agrícolas que su madre trae del Cauca. El joven ya ganó fama en su comunidad, por lo que a veces le piden fotos y autógrafos.

“Las amigas de mi mamá me recochan, me hacen poner rojito, y cuando mi familia ve mis videos alrededor del fogón veo que solo sueltan carcajadas”, cuenta el influencer nativo.

Dice que algún día espera tener su propio stand-up comedy y poder igualarse a los grandes comediantes colombianos. En sus redes sociales ya tiene un significativo porcentaje de seguidores: en Facebook tiene 18.657 seguidores; en Instagram, 1.915; en Tik Tok, 10.000, y en YouTube, 1.280.

El youtuber termina su diálogo con El Tiempo con una exhortación a las personas y desmitifica los imaginarios que hay sobre los indígenas.

“Muchas personas nos limitan por ser indígenas y tienen un concepto erróneo de nosotros, pero los indígenas podemos ser deportistas, influencers y lo que queramos. Entonces es demostrar que podemos hacer muchas más cosas de lo que por lo general piensan”, concluye.
Compartir en

Los comentarios están cerrados.