Corte Suprema ordena revisión de tutela de mototaxista monteriano que exige al Gobierno un mínimo vital durante la pandemia

En la urbanización Villa Melissa, sur de la ciudad de Montería, reside Carlos Humberto Muñoz Estrada, quien se desempeña como mototaxista para sustentar su hogar, pero por cuenta de la pandemia de la Covid-19 no ha podido percibir ingresos, agravando las condiciones físicas y mentales de él y de su núcleo familiar.

Al sentir que sus derechos se vulneraron, Muñoz Estrada interpuso una acción de tutela contra el presidente Iván Duque, el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia, y la Unidad de Atención y Reparación de Víctimas (UARIV), exigiendo el mínimo vital mientras se extienda el aislamiento preventivo obligatorio.

“He decidido presentar una acción de tutela para proteger los derechos al mínimo vital, a la salud a la igualdad, que siento que han sido vulnerados por las decisiones tomadas tanto por Presidencia como por Gobernación, Alcaldía y la Unidad”, dijo Muñoz desde su hogar, en entrevista.

La tutela fue admitida por el Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Montería luego de que la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia declarara la nulidad del fallo proferido el 26 de mayo por la Sala Civil Familiar Laboral del Tribunal Superior de Montería, donde le negaron en primera instancia sus exigencias.

En su momento, el magistrado Wilson Quiroz Monsalvo declaró la nulidad de la tutela al encontrar vicios en el procedimiento y falta de competencia, por lo que fue remitida a los Jueces Civiles del Circuito de la localidad.

“Yo espero que los honorables jueces fallen en derecho y protejan los derechos fundamentales a los cuales siento que están siendo violados. Yo estoy solicitando que el gas se garanticen esos derechos que tenemos todos los ciudadanos que no podemos a ir a trabajar, que nos tenemos que quedar en casa, encerrados en nuestra vivienda, una alimentación digna, un mínimo vital de agua, de servicios públicos y que sobre todo se garantice la salud”, expresó el mototaxista de 56 años.

De ampararse los derechos del señor Carlos Muñoz, se convertiría en un hecho trascendental en el país, ya que todo ciudadano podrá exigir del Gobierno un mínimo vital durante la pandemia.

El mototaxista es consciente que el Estado colombiano no tendría recursos para asumir un mínimo vital para cada ciudadano, pero considera que las condiciones de quienes están limitados hoy para laborar debe ser mejoradas por el Gobierno.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App