Cuidado con los beneficios de los bancos

Los bancos siempre te van a contactar para ofrecerte beneficios increíbles. Debes tener un oído atento antes de aceptar o rechazar la oferta y descubrir a quien va dirigido realmente el beneficio.

Alguna vez me llamaron de mi banco a ofrecerme un excelente beneficio (ellos nunca ofrecen uno que no lo sea) en la cuota de mi crédito a 5 años (o 60 cuotas, como mas te guste). El ofrecimiento del asesor era que el banco, en su benevolencia, mejoraría mi flujo de caja mensual, reduciendo el valor de mi cuota en un 15%, aproximadamente.

De entrada, la oferta parecía buenísima. Estaba por la cuota 28 de mi crédito y pagar menos por ese crédito, sonaba tentador….. hasta que le pregunté al asesor: “¿y mantienen el plazo del crédito?”.

El asesor, siguiendo el script de venta, me dijo que bajarían la tasa de interés, repitió que mi flujo de caja mensual mejoraría y que con ese dinero adicional podría hacer otras cosas. “Si, es cierto”, le contesté, y volví a preguntar de otra forma: “¿cambia el plazo de mi crédito?”

Entrenado para el manejo de objeciones, el asesor se negaba a contestar mi pregunta. Después de insistirle, por fin contestó: “el plazo se aumenta hasta completar 5 años nuevamente”. Es decir, los casi 2 años y medio de intereses y seguros que había pagado, desaparecían.

La nueva cuota “reducida” multiplicada por 60 meses, sumado a lo que ya había pagado, hacía que pagara casi 2 veces los intereses que había pactado originalmente por el préstamo inicial. Después de hacer ese análisis en mi cabeza, le respondí: “entonces el beneficio es para ustedes, no para mi”.

A los bancos le gustan los deudores, no los ahorradores. Cuando eres un ahorrador, ellos te deben; eres un pasivo registrado en su contabilidad. Cuando eres el deudor, eres un activo que les genera dinero, por eso buscan tenerte el mayor tiempo posible a través de sus ofertas tentadoras.

Ya estás advertido! La próxima vez que recibas una oferta de este tipo, analízala varias veces antes de responder. Si es necesario, haz que te den todos los números para hacer tus cálculos y pide que te llamen nuevamente para contestarles. Ese tiempo te puede ahorrar mucho dinero!

Por: Andrés Castro Mora.

Compartir en

Comments are closed.