El abuso de las empresas de telecomunicaciones

Con la pandemia del Covid-19 la utilización de medios digitales se ha convertido en una necesidad básica, pedidos por Apps móviles, reuniones de carácter laboral por Zoom, Google Meet, Skype, Microsoft Team entre otras, son las nuevas oficinas de trabajo. El correo electrónico e incluso las redes sociales son necesidades inherentes al ciudadano digital, que incluso han permeado hasta requisitos legales, como por ejemplo el SOAT digital con código QR, entre otros, sí el internet es indispensable.

Advertisements

Podemos afirmar que el internet incluso ya es un servicio de primera necesidad pues su relación con la educación en estos momentos es irrefutable, lo ha dicho la Corte Constitucional en muchas sentencias recientes, verbigracia, la Sentencia T-030 del 2020 “El servicio de internet es una de tantas herramientas con que cuentan las personas dedicadas a la docencia para asegurar el goce efectivo del derecho fundamental a la educación”.

Pero, ¿Qué pasa si quien presta este importante servicio lo hace de manera pésima? ¡Bienvenidos a Colombia!  a diferencia de la famosa película que nos representa en salas de cine de todo el mundo “Encanto” con el tema de las empresas de telecomunicaciones esto no es bailes ni risas, por el contrario, es un infierno del cual nadie toma acciones en mejorar.

Interminables y pandémicas colas de personas reclamando a estas empresas nos dan la razón, servicio de conectividad terrible, líneas caídas e intermitentes, cobros de servicios no consumidos, recargos abusivos, fraudes en suplantaciones por poco control y la joya de la corona al mejor estilo de Juanito alimaña de Héctor lavoe “y aunque a todo el mundo le robo la plata, todos los comentan nadie lo delata”.

¿Dónde está el gobierno nacional apropiándose de esta situación? No basta con que exista normatividad si no se aplica, La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) tiene facultades sancionatorias para estas conductas, también existe el defensor del consumidor quien podrá abanderar muchas causas, pero la realidad es que mucha gente prefiere cambiarse de operador y dejar impune tales atropellos.

Lo realmente triste de esta historia es que todos los operadores brindan un mal servicio y nos sumergen en una travesía de cambiar cada 6 meses de uno peor a uno menos peor ¿Cuándo recibiremos servicio de calidad? ¿Cuándo el gobierno tomará las riendas? ¿Cuánto tiempo la ciudadanía resistirá tanto abuso de la posición dominante de estas empresas?

Artículo de opinión de, Francisco España

Compartir en

Comments are closed.