Esta es la posible fecha de regreso a clases según Fecode

Si bien desde el Ministerio de Educación y varias autoridades locales se vienen adelantando estrategias para que la reapertura de colegios se dé en todo el país, el regreso de los estudiantes se está presentando a cuentagotas: por ejemplo, en Bogotá, de 400 colegios públicos solo cinco han abierto y apenas 28 tienen listos los protocolos para el retorno.

Esto ocurre principalmente porque los planes de alternancia se enfrentan a dos grandes obstáculos: el temor de los padres de familia a enviar a sus hijos y a la oposición de gremios docentes a regresar a la presencialidad.

El Gobierno y quienes apoyan la reapertura tienen como tarea principal superar las diferencias con las agremiaciones como Fecode y la ADE, que desde el año pasado se han mantenido en su posición de que no existen las garantías para reabrir de manera segura los colegios. Consideran que la inversión para dotar a las instituciones de los implementos de bioseguridad son insuficientes.

El Ministerio de Educación destinó en noviembre pasado 400.000 millones de pesos para que los territorios pudieran adecuar los colegios para recibir a los estudiantes en medio de la pandemia; sin embargo, su inversión ha sido lenta, ya que a la fecha apenas se han ejecutado 71.429 millones de pesos, equivalentes al 17,85 %. Nelson Alarcón, directivo de Fecode, señaló que en el gremio hicieron un estudio sobre lo que valdría adecuar a los colegios públicos del país con las condiciones mínimas para reabrir.

Nelson Alarcón, presidente de Fecode.
Nelson Alarcón, presidente de Fecode. – Foto:

“Enviamos un documento al Congreso y al ministerio evidenciando que se necesitaba poco más de un billón de pesos para dotar a los colegios. Los recursos no alcanzan y no nos escuchan. Nosotros queremos volver, pero no se puede reabrir en detrimento de la salud de la comunidad educativa. Creemos que después de Semana Santa es un momento más prudente”, aseguró el líder gremial.

Insuficientes o no, los recursos entregados por el Ministerio deben ser optimizados de la mejor forma y no gastados en protocolos que ya se ha demostrado no sirven. La limpieza de suelas de zapatos, tapetes empapados, tomar la temperatura en la muñeca, rociar a los niños con químicos de pies a cabeza y hacerlos usar trajes anti fluidos no son medidas efectivas, pero que sí podrían acarrear gastos adicionales.

Por el contrario, las escuelas que practican el distanciamiento social, el uso de tapabocas y cuentan con una buena ventilación, tienen un riesgo mínimo de propagar el virus, de acuerdo con la bibliografía recopilada por Unicef.

Por otra parte, el proceso de reapertura debe superar el evidente temor de los padres. Cifras de la Confederación Nacional de Padres de Familia indican que el 60 % de las familias dice que no enviarán a los niños a los colegios y prefiere la educación virtual; un 15 % prefiere esperar unos meses y solo un 20 % dijo que sus hijos sí están asistiendo o asistirán.

En el caso del sondeo realizado por la Alcaldía de Bogotá al iniciar el año, este indica que el 80 % de los acudientes tienen miedo de enviar a sus hijos a la escuela, cifra exactamente igual a la reportada por los padres en septiembre pasado, cuando aún había muchas incógnitas sobre el contagio de la covid-19 en los más pequeños.

El director del Instituto Colombiano de Neurociencias, doctor Jorge Eslava, explicó que el más reciente estudio del Children’s National Hospital de Washington evidencia que la covid “no es más grave que una gripe común para los niños”.

Precisó que no hay ninguna diferencia en la tasa de hospitalización, el ingreso a cuidados intensivos y las muertes entre niños enfermos por coronavirus y aquellos con gripe: “Un niño con gripe no debía ir al colegio, así como un niño con síntomas de covid-19 no debe hacerlo. Los padres pueden estar seguros de que lo apropiado para los niños, incluso en pandemia, es ir al colegio”.

Asimismo, un informe de Unicef publicado hace un par de semanas y que recopiló más de 20 publicaciones relacionadas con la reapertura de colegios, concluye que “los niños en la escuela no parecen estar expuestos a mayores riesgos de infección”, además de recordar que los niños menores de 17 años representan alrededor del 8 % de todos los casos de covid-19 notificados en el mundo.

La directora de Red Papaz, Carolina Piñeros, coincidió en que hay una deuda histórica en la infraestructura de los colegios en el país y que ella misma comparte el temor de otros padres, pero fue enfática al decir que la evidencia es clara y que el lugar donde los niños están más seguros es en las aulas.

“Sé de los problemas de los colegios, pero en zonas rurales, con todas las dificultades de conectividad, ¿no es posible hacer actividades académicas al aire libre con la alternancia? Nuestros miedos como adultos no pueden terminar afectando a los niños. Todos debemos ser más flexibles”, aseguró.

Compartir en

Comments are closed.