Nada que celebrar el 12 de octubre

Cuba es el único país hispanoamericano que nunca ha celebrado el 12 de octubre como día histórico. En Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez se le cambió el nombre de día de la raza por el de día de la resistencia; y España en el ámbito de su lógica imperial lo celebra como día de la hispanidad.

Advertisements

En la Colombia de los adefesios masoquistas, se celebra “con bombos y platillos” el 12 de octubre como día del “descubrimiento de América”, día de la raza, de la hispanidad o día del árbol. Es más, en algunos colegios sin que medie el pensamiento crítico, algunos profesores de Ciencias Sociales y de Español y Literatura, organizan dramatizaciones alusivas a esa fecha “inmemorable”

En la Escuela Rural Para Varones de El Anclar corregimiento de Montelíbano, donde cursé segundo año de primaria, la seño Luisa Ruiz una joven maestra chinuana, joven y bella pero armada con una varita para imponer el orden y el rigor de su pedagogía lancasteriana, en las clases de historia patria y de manera especial cuando se refería a los viajes de Colón, ella nos embobaba con sus relatos y yo sentía compasión por Colón y sus acompañantes.

Ignoraba que lo acompañaba un grupo de peligrosos excarcelados, los mismos que mezclaron su raza con la de nuestros aborígenes, dándonos su origen herencial. ¡Y que herencia! Después de muchos años descubrí que la seño Luisa nos había relatado un sartal de mentiras históricas. No obstante, honro la memoria de mi primera maestra, la inolvidable seño Luisa.

Es perdonable toda la desfiguración histórica de la seño Luisa, pero es condenable el adefesio masoquista de la llamada dirigencia colombiana al llamar a nuestro país Colombia en honor a Colón y bautizar instituciones con nombres de conquistadores o de colonizadores con la complacencia de todos. De ahí que no se tenga ningún escrúpulo en conmemorar el 12 de octubre como una fecha de ingrata recordación histórica.

El 12 de octubre de 1492 es la inauguración de la primera fase de la violencia económica, política, social y cultural desatada por el imperio español en lo que hoy es Colombia, mediante el proceso de conquista y colonización, que devastó a la población aborigen en cuatro millones de indígenas asesinados. ¿Es acaso esto lo que se celebra?

Es esta fecha la inauguración de la expansión del capitalismo europeo en su propósito de buscar materias primas y mercados para sus productos y por tanto mayor radio de acción política e ideológica. Se impone un modelo económico que tenía como principal actividad la minería mediante una economía de guerra que aplastaría la erguida resistencia indígena. No obstante, la Gaitana al mando de los Paeces fundó una Confederación de tribus como expresión de resistencia a la conquista sanguinaria.

De ahí que este 12 de octubre debe ser el DIA DE LA RESISTENCIA. Resistencia que también se hacía manifiesta mediante los abortos que se provocaban las indígenas ante el hecho de que a sus hijos lo que les esperaba era la esclavitud y hambre. Convencidas de su impotencia muchas se suicidaron.

En esos tiempos procelosos las páginas de la historia de Colombia fueron escritas con la inmolación de nuestros aborígenes y su férrea lucha por la libertad, la independencia y la autodeterminación de los pueblos indígenas. En Colombia aún la historia se sigue escribiendo con sangre y honrando y venerando a los verdugos.

No obstante, los indígenas en sus protestas de ahora, han empezado a derribar estatuas de sanguinarios conquistadores y colonizadores españoles, homenajeados en ” LOCOMBIA”. Y, no sé si lo hacen porque han leído el texto: DOGMA FILOSÓFICO DE LA INSURRECCIÓN, escrito por Simón Bolívar y publicado en el CORREO DEL ORINOCO, No. 92 del sábado 20 de enero de 1821.

En el texto en mención Bolívar orienta: ” Derribar una multitud de estatuas que están en posesión de nuestros homenajes, si a cada paso que damos en los monumentos de la historia, no encontramos héroes de la insurrección “.

Homenajear al Libertador Simón Bolívar es entre otros homenajes, seguir derribando esas estatuas de la crueldad de la conquista y de la colonización. Así mismo, no seguir permitiendo que existan instituciones con el nombre de conquistadores y colonizadores hispanos. Esa es una inconsecuencia histórica.

Compartir en

Comments are closed.