Por bala perdida fue herido un niño mientras jugaba fuera de su casa

Un niño de 11 años fue impactado en uno de sus brazos con una bala pérdida mientras jugaba en el patio de su casa junto a sus primos. Los hechos ocurrieron en el barrio Santa María de la capital del Atlántico.

De acuerdo a lo que reveló el menor de edad, él estaba departiendo junto a sus otros familiares cuando sintió el disparo que lo arrojo al suelo. El pequeño cuenta que no vio de dónde venía el disparo y que solo escuchó el estruendo.

Esta versión fue respalda por el hermano de la víctima, quien dijo que mientras veía su celular, vio cuando su hermano cayó al piso y tenía un brazo lleno de sangre. “Me asusté bastante”, dijo el hermano mayor de la víctima.

Lo que sintió fue que se estaba quemando, que algo le entró en el cuerpo. Pero él no vio nada, no sabe quién fue, no vio caras”, contó a Noticias Caracol, Miriam Figueroa, madre del niño herido.

Tan pronto sucedieron los hechos, el infante fue remitido a la Clínica La Merced, en el que lo analizaron y atendieron de manera urgente. De acuerdo al parte clínico, el joven evolucionó rápidamente y podría ser dado de alta en el transcurso del día. “Los médicos nos dicen que nació de nuevo”, agregó la madre sobre el dictamen médico de su pequeño.

Según informó la Policía Metropolitana de Barranquilla, los hechos ocurrieron en la noche de Año Nuevo mientras todos los atlanticenses celebraban y disparaban al aire, por lo que presumen que el hecho se pudo generar a raíz de estos actos de irresponsabilidad que han cobrado la vida de varias personas en los últimos meses.

Tras la información de las autoridades, los familiares del niño herido exhortaron a los colombianos a parar estos hechos y evitar futuras tragedias. “Hago un llamado a las personas, que se fijen antes de hacer esto, pues pueden perjudicar a las familias disparando”, recomendó el hermano del infante afectado.

“Esas personas que realizan disparos al aire deben ser más consciente de lo que hacen, algunos pierden la vida por culpa de estos actos”, reprocho otro familiar del menor de edad quien repuntó diciendo que espera que la “Policía dé con los responsables de este hecho”.

Las autoridades reportaron que la noche de Año Nuevo hubo 41 homicidios pese a que en buena parte del país había toques de queda y ley seca ante el repunte de contagios y muertes en diciembre por la covid-19. Sin embargo, el director de seguridad ciudadana de la Policía, general Carlos Ernesto Rodríguez, afirmó que “a pesar de haberse presentado algunos hechos lamentables en varias regiones del país, el comportamiento de los habitantes en el territorio nacional fue mayoritariamente ejemplar”.

En ese sentido mencionó que la cifra de muertes violentas fue la más baja de homicidios en los últimos 17 años y tuvo una reducción del 42 % con respecto a la celebración del 31 de diciembre de 2019 cuando se informó de 71 homicidios.

”Es importante indicar que los registros consolidados hasta el momento resaltan que de las muertes violentas presentadas, nueve corresponderían a episodios de riña, mientras que las demás son objeto de investigación”, agregó la información.

Igualmente, 2021 comenzó con una disminución en el número de lesionados con armas blancas al pasar de 318 en el año nuevo de 2019 a 78 en el de 2020. Durante la jornada también hubo 45 accidentes de tránsito, una reducción del 4 % frente a los 47 informados en la última noche del año antepasado.

En estos siniestros fallecieron cuatro personas, mientras que 50 más resultaron lesionadas, en tanto que se realizaron 1.014 pruebas de embriaguez a conductores de las cuales 19 resultaron positivas.

Compartir en

Comments are closed.