Unidad electoral: camino a la victoria

Artículo de opinión de: Horacio Garnica.

De la simple lógica se infiere; que, en las elecciones presidenciales del año 2022, la inconvivencia y desunión entre los denominados alternativos o bloques de alternativos; le dará el triunfo al candidato presidencial único de quienes a cualquier costo se unen cuando ven peligrar la conducción del Estado. Y, eso lo saben los unos y los otros, y nosotros también lo sabemos.

En la elección presidencial del 2018 en segunda vuelta, todos: “los que sabemos”, incluyendo a los que votaron en blanco, aunque no les gustara a algunos el candidato; se unieron alrededor de quien es hoy el presidente de Colombia, con el propósito de derrotar a Petro. Es ese un ejemplo de Unidad electoral.

Desde otra orilla hay lecciones de Unidad electoral para acceder a la presidencia de la república. Y, empezamos con Venezuela que en la década de los 80 y los 90 padecía una profunda crisis económica consistente en la baja de los precios del petróleo, reducción de PIB, inflación del 80 por ciento, pobreza, desempleo y subempleo por encima del 50 por ciento. Crisis que devino crisis política y social, erosionando fuertemente la credibilidad y aumentando el desprestigio de los partidos tradicionales: Acción Democrática y COPEI.

Agudiza la crisis en Venezuela la llegada de Carlos Andrés Pérez a la presidencia en el año 1988, con medidas como el aumento de los precios de la gasolina, el transporte y los productos de primera necesidad y hasta intentó reprivatizar el petróleo. Toda esa acumulación de inconformidades y de rechazo ante tanto despropósito gubernamental, generó una explosión social de los sectores populares y del estudiantado, conocida como el caracazo”. Aparte de las anteriores decisiones del gobierno de Carlos Andrés Pérez, también se destacó por ser un “ilustre” corrupto. Así se ganó la destitución y fue reemplazado en el año 1993 por el Presidente Rafael Caldera.

Ante la dimensión y las onerosas consecuencias de la crisis en que se debatía Venezuela; los Partidos y Movimientos Políticos Alternativos, no obstante, sus diferencias; decidieron unánime y consecuentemente interpretar los intereses, necesidades, anhelos y aspiraciones de los venezolanos. En esta sensata y ejemplar lógica político y electoral; conforman la coalición “POLO PATRIÓTICO”, integrada por:

– Movimiento V República. – Movimiento al Socialismo. – Patria Para Todos. – Partido Comunista de Venezuela. – Independientes por la Comunidad Nacional. – Gente Emergente. – Movimiento Electoral del Pueblo. – Solidaridad Independiente.
– Y, Acción Agropecuaria.

Esta ejemplar Unidad electoral eligió como presidente de Venezuela en el año 1998 a Hugo Chávez Frías. Presento este hecho electoral de Venezuela, sólo desde la importancia y lo que significa como experiencia histórica la fuerza de la Unidad electoral de los partidos alternativos para alcanzar triunfos presidenciales; no sólo en Venezuela sino en otros países como lo veremos enseguida.

Otra ejemplar lección de Unidad Electoral. la dieron el 6 de octubre de 2002, los Partidos Alternativos de Brasil al elegir a Luiz Inácio Lula da Silva presidente.
Estos Partidos fueron:

-El Partido de los Trabajadores, al cual pertenece Lula. -Partido Democrático Laborista. -Partido Verde. -Partido del Movimiento Democrático Brasileño. -Partido Socialista Brasileño. -Partido Democrático Laborista. -Partido Laborista Brasileño. -Partido Popular Socialista. -Partido General de los Trabajadores. -Partido Humanista de la Solidaridad. -Partido Social Cristiano. -Partido Laborista Cristiano. -Partido del Frente Liberal. -Partido Progresista Brasileño. – Partido Social Liberal. -Partido Laborista Nacional. -Partido Social demócrata cristiano. -Partido Renovador Laborista Brasileño. -Partido Social Democrático. -Partido Republicano Progresista. -Partido de los Retirados de la Nación. -Y, Partido Laborista de Brasil.

¡Que grandeza! la de esta gama de Partidos del Brasil. Y, ¡Que pequeñez! la de los Partidos Alternativos de Colombia, que no saben conjugar el verbo UNIR, pero si el de DIVIDIR. Y, todos sin excepción alguna.

Uruguay también enseña la lección de que la Unidad Electoral de los Partidos Alternativos, es el camino para la victoria política. Los únicos Partidos que no han aprendido esta lección son los Partidos Alternativos en Colombia. Hasta creo que es más fácil amansar cobra, que unirlos electoralmente en torno a un candidato presidencial único.

En Uruguay el candidato Tabaré Vázquez es elegido presidente en el año 2004 por un Frente Amplio compuesto por: – El Movimiento de Participación Popular. -Asamblea Uruguay. -El Partido Socialista. -El Partido Comunista. -La Alianza Progresista. -La Vertiente Artiguista. -El Nuevo Espacio. -El Partido por la Victoria del Pueblo. -El Partido Obrero Revolucionario. -Y, El Partido Socialista de los Trabajadores.

También en el año 2009, el mismo Frente eligió a José Alberto Mújica Cordano como presidente de Uruguay. Está demostrada la fuerza de los Movimientos y de los Partidos Alternativos, cuando se unen. En el caso de Colombia se desunen para dejarle el camino expedito a los que siempre han tenido la conducción del Estado colombiano

No creo que la encumbrada dirigencia de los Alternativos, donde incluso hay unos que parecen “pavo real”, desconozcan las experiencias electorales de oros Movimientos y de Partidos políticos Alternativos que han logrado exitosos resultados. Es incalificable que 4 o 5 Partidos Alternativos en Colombia no se entiendan y se descalifican y se vetan entre sus dirigentes.

Bien podemos decir que son dirigentes de la división y del fracaso electoral presidencial venidero, si se empecinan en sus personalísimos y en sus pretensiones a cualquier costo, sin importarles que todo continúe igual o peor en la conducción del Estado Colombiano.

Compartir en

Comments are closed.