Cantaclaro, barrio de esperanza y perseverancia

El día 27 de agosto se cumplieron 33 años del barrio Cantaclaro, ubicado en la comuna 6 del Sur de Montería. El barrio Cantaclaro es producto de una invasión por parte de personas que habían sido desplazadas por los diferentes grupos paramilitares de ese entonces, a este lugar también llegaron personas que vivían en las riveras del Río Sinú y que en las mimas fechas se presentó una creciente y el rio arraso con todo; lo que produjo que muchas familias perdieran sus viviendas.

Advertisements

Así inicia la creación del barrio mas grande de Colombia, producto de una invasión que inició el 27 de agosto del año 1988 cuando varios grupos de personas se tomaron diversos lotes que estaban desocupados y fueron armando sus cambuches. Iniciaron por el sector que hoy se llama, La Unión, no obstante, la población fue sumando, lo que provocó que más lotes se ocuparan. Así se fue dando hasta ocupar toda la zona, esto culmino el día 6 de septiembre.

Norelis Doria Ramos

Norelis Doria Ramos es líder comunitaria y una de las fundadoras del barrio, ella llego a vivir a la jurisdicción desde el primer momento que empezó la invasión, tenia 18 años, una hija de un año y su esposo. La señora que hoy tiene 51 años relata que ha sido un reto ver creer el barrio, los inicios fueron caóticos, sin embargo, todo representaba esperanza, recuerda como si fuera sido ayer que el primer día llegó con dos tejas de zinc, pero, cayó mucha agua, venteó fuerte, su paso se llevó todo lo construido.

Siempre ha estado de lado de la comunidad, del barrio, incluso fue de las pioneras en luchar para que se legalizara el barrio y lograr que los servicios públicos llegaran a los diferentes sectores, esta fue una lucha de casi 10 años. Mientras tanto conectaban la luz del barrio La Pradera, recuerda que hacían maní obras con la electricidad. Con el  agua, El Batallón les creo tres albercas grandes donde caso todos los días se levantaban a la 1:00 de la mañana para hacer fila y lograr que a las 6:00 tuviesen un poco de agua potable. Según Norelis, la invasión pertenecía a Inscredial, luego esta se las dio a la alcaldía y mucho tiempo después se legalizó como barrio de Montería.

Hoy después de 33 años, sentada en una banca del parque “los novios”, en el sector, Ñipi A, viendo a los lejos, con las manos en las piernas, puede decir que se siente orgullosa de todo lo que le ha traído al barrio. Los retos siempre permanecerán, sin embargo, la satisfacción de lograr tantas obras para Cantaclaro, es una felicidad increíble.

Con su carisma narra como se fue dividiendo el barrio, explica que esta dividido en 11 sectores y cada uno fue nombrado según la característica que tenia cuando se inicio la invasión. Por ejemplo, el sector La Unión, fue nombrado así porque fue donde muchas personas se unieron para empezar la travesía del nuevo barrio, los sectores Ñipis, porque había un palo Ñipi, muy frondoso y este era un punto de encuentro, La Represa, porque había una represa en el lugar; sucesivamente se fueron nombrado los demás sectores.

Cabe mencionar que Norelis, es nativa de Lórica, Córdoba y se vino a Montería desde muy joven en busca de mejores oportunidades. En grado 8 queda en embarazo y se retirar de los estudios y a los 40 años decide retomar y terminar el bachillerato. Ahora tiene 3 hijos y todos profesionales. Doria, Empieza las obras sociales por las necesidades que siempre ha visto. Es discreta al decir que al inicio del barrio se crearon pandillas, el peligro abundaba, pero, al pasar el tiempo fue disminuyendo, aunque para las personas externas, Cantaclaro sigue siendo “cantaplomo”, la señora afirma que ladrones hay en todos lados, en todos los barrios, solo que algunos usan corbata. El reto más grande de ser líder social es tocar puertas y que se la cierran, la alcaldía y la gobernación en muchas ocasiones la han cerrado las puertas. Hay mucha palanca. También hay muchas brechas políticas diferentes.

La ONG, Visión Mundial, siempre los ha acompañado, fue líder en alimentar a muchos niños, por muchos años, hoy esta a punto de retirar sus ayudar para ayudar a otras personas. Los proyectos que junto a su equipo de trabajo han gestionado son la creación del Camú Cantaclaro, del colegio Victoria Manzur y sus sedes, canchas, del CDI, el CAI, la pavimentación de varias calles, entre otros.

Finalmente menciona que el mayor problema de Cantaclaro ha sido la movilidad, la mayoría de las calles están en mal estado para una zona donde se habita mas de 45.000 mil personas. Desde hoy 28 de agosto, Cantaclaro esta de fiesta por sus 33 años, estarán realizando diferentes actividades donde se incluye desde bandas sonaras, grupos de bailes, chocolatadas, y muchos más, todo hasta el lunes 6 de septiembre que se culmina la cerebración. Es de recordad que las mencionadas actividades se llevaran a cabo en los diferentes sectores de la comunidad.

Por: Daniela Ríos Guarín.

Compartir en

Comments are closed.