Detectan el primer caso de hepatitis aguda en bebé de dos años

En la mañana de este martes 31 de mayo, el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud confirmaron que detectaron el primer caso de hepatitis aguda infantil grave. El paciente es un menor de dos años de edad que hace una semanas presentó un cuadro de salud grave y, además, síntomas de covid-19.

Advertisements

En el comunicado de la entidad de salud se lee que “el INS hace un llamado a todas las instituciones de salud para que presten vigilancia a cualquier caso que se presente en el país para adelantar prevención de esta enfermedad cuya procedencia es desconocida”.

Según se conoció, el menor estuvo grave durante seis semanas y tuvo antecedentes de coronavirus, lo que llamó la atención de los profesionales de la salud. Las pruebas se las realizaron al menor, que fue diagnosticado con hepatitis colestásica, luego de que presentara una falla hepática, con PCR positiva para Adenovirus y covid-19.

Este antecedente es importante para las autoridades sanitarias puesto que se ha manifestado el mismo en otros casos graves reportados en el mundo.

Afortunadamente, según el INS, el menor presentó una evolución favorable luego de las seis semanas y, finalmente, fue dado de alta, y no requirió trasplante de hígado.

Cabe destacar que, en todo el mundo, la OMS ya ha reportado un total de 650 casos, de los cuales hay 15 reportes en países de América Latina como Argentina, México y Panamá; además de este caso encontrado en Colombia. Los otros pacientes han sido detectados en países como Estados Unidos, Dinamarca, Irlanda, Francia, Noruega, Rumanía, Bélgica, Italia, entre otros.

En EE. UU. es donde, por el momento, se presenta una de las situaciones más graves, con 180 casos virales; de los cuales seis menores fallecieron.

Como la enfermedad es de origen desconocido, en todo el mundo los investigadores buscan establecer por qué están aumentando los casos de esta enfermedad en varios países, es por ello que el antecedente del contagio con covid-19 es un factor de análisis. Por ahora, la principal hipótesis de los expertos es que la enfermedad se debe a la presencia del Adenovirus 41.

Esta sospecha se debe que, en los casos detectados en todo el mundo, las pruebas de laboratorio no se han notificado la presencia de los virus habituales que causan la hepatitis, es decir, la hepatitis A y E.

Sobre el adenovirus se sabe que se propagan fácilmente de persona a persona y normalmente causan enfermedades respiratorias. Sin embargo, el adenovirus 41 causa gastroenteritis aguda pediátrica, en la cual los síntomas normalmente son diarrea, vómitos, dolor de estómago, falta de apetito, orina de color oscuro, heces de color claro, coloración amarillenta en la piel y ojos y fiebre.

Recomendaciones de la OMS ante el aumento de los casos en el mundo hacen referencia a medidas normales de higiene con los menores. También llamaron la atención a padres y cuidadores para que supervisen especialmente a los niños y su higiene respiratoria, especialmente si notan algún síntoma.

La organización señaló que supervisar a los niños ayuda “a reducir la propagación de muchas de las infecciones que estamos investigando. También hacemos un llamado a los padres y tutores para que estén alertas a los signos de hepatitis, incluida la ictericia, y que se comuniquen con un profesional de la salud si están preocupados”.

Por otro lado, una recomendación de expertos en el país es no dejar de vacunar a los menores contra el covid-19, pues algunos padres han considerado que es la vacuna la que hace que los menores desarrollen la enfermedad. “La evidencia no ha demostrado que la vacuna pueda ser el factor que conduzca a la presentación de la enfermedad, porque la mayoría de los niños que han presentado este tipo de hepatitis no han sido vacunados”, expresó a Semana Franklyn Prieto, director de Vigilancia en Salud Pública y Análisis de Riesgo del INS.

Compartir en

Comments are closed.