Distanciamiento social responsable, ¿desde cuándo?

Es noticia Nacional  que el presidente Iván Duque,  anunció que se extiende el decreto de aislamiento selectivo con distanciamiento social responsable con vigencia de todas las medidas de control y prevención de la pandemia  hasta el 30 de noviembre del año en curso. extendimiento que ha llamado mucho la atención teniendo el cuenta el impacto o alcance que este ha tenido en todo el territorio colombiano.

Por otro lado, en razón al susodicho anuncio de una fase en Colombia de aislamiento selectivo con distanciamiento individual responsable, el actual ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez,  indicó que los colombianos tenemos  la gran responsabilidad con respecto  al  cumplimiento de las medidas y el autocuidado en razón a conocer los detalles de las consecuencias producidas por la propagación del Covid-19.

El Ministro señaló que: “Ya llevamos un tiempo suficientemente largo para tener la experiencia y saber lo que es el covid-19 y obviamente esto tiene que ver con el autocuidado”, indicó Ruiz, añadiendo que esta nueva fase es una apertura del espacio en general, que implica pasar de un aislamiento preventivo de cuarentena definida, a un ámbito con apertura y reactivación económica pero con determinadas  condiciones para evitar una nueva ola de contagios y la propagación masiva del virus a niveles catastróficos.

No obstante,  continúan las previsiones  de los eventos de carácter público y social que impliquen aglomeraciones, como también de los establecimientos comerciales  donde se desarrollan actividades de discotecas y bares, recordando que estos últimos podrían abrir únicamente para el ámbito de comidas, incluso “se pueden generar protocolos para la apertura de bares de acuerdo con las condiciones de los municipios” de acuerdo a las indicaciones dadas por Min Salud.

De manera que en principio, la apertura significa que se pueden dar todas las actividades sociales y económicas, incluidos gimnasios, cines o restaurantes, en pos de recuperar la vida productiva y llenar los huecos que ha dejado la desestabilización económica producto de la pandemia, pero de acuerdo con las consideraciones de las autoridades departamentales y locales.

Ahora bien, Como todos ya saben, el aislamiento preventivo obligatorio fue sustituido mediante decreto presidencial desde el 1 de septiembre hogaño por el aislamiento selectivo preventivo o comúnmente denominado aislamiento selectivo con distanciamiento social responsable, el cual se puede definir como el aislamiento voluntario que hace cada quien, responsablemente,  para asegurar su salud individual, evitando aglomeraciones, saliendo a la calle con su respectiva mascarilla y aplicando todos los protocolos de bioseguridad en cada lugar al que se va, en concordancia con el autocuidado que ello representa.

No obstante, esto también ha generado un sin número de interrogantes, debido a que en muchas regiones nunca se supo si en verdad se estaba aplicando el dichoso aislamiento social responsable o si solo se estaba aplicando parcialmente en algunos sectores, y en otros no, como en las playas, centros comerciales,   restaurantes de lujo, y zonas hoteleras y comerciales ubicadas cerca del mar, además de los bares, centros de recreación  y gimnasios abiertos y con amontonamiento  de personal, a manera de ejemplo.

Cabe decir que muchos se preguntan cuál es ese aislamiento ya que desde sus ciudades o municipios no ven la observancia de las normas de autocuidado que debe tener en cuenta cada persona al salir a la calle, ni mucho menos se logra ver el control de las autoridades locales para evitar aglomeraciones en las plazas de mercado y demás sitios públicos.

Por las anteriores razones muchos han tildado el mentado aislamiento selectivo como una fachada o una farsa y no es para menos, si vemos que la mayoría de personas que salen a la calle lo hacen sin hacer plena observancia de las normas de autocuidado, arriesgándose a sí mismo y a la vez arriesgando a  su prójimo.

Por otro lado se cree que el aislamiento preventivo o selectivo fue decretado con el fin de que cada quien lo cumpliera,  independientemente de la exigencia de la autoridades locales lo cual significa que el que quiere lo cumple y por lo tanto  nadie está obligado a cumplirlo por cuanto se trata de una responsabilidad individual. En pocas palabras es llamado como la ley de “sálvese quien pueda” ya que se dice que  dicho aislamiento selectivo no existe o no se cumple a cabalidad.

En mi opinión, Suena bonito decir aislamiento selectivo con distanciamiento social responsable más sin embargo en el plano de la realidad no existe tal aislamiento  ya que si miramos en las ciudades vemos que los buses están llenos a reventar, la gente se aglomera como siempre en lugares públicos, las largas filas a los bancos y EPS no se hacen esperar,  hay que levantar la cara para poder respirar de los aglomerados que estamos. Francamente no hay ni habrá aislamiento selectivo real mientras no cambiemos de mentalidad y seamos realmente conscientes de nuestro entorno.

Así las cosas se podría decir que todos somos, en mayor o menor medida irresponsables, Al no tener en cuenta las medidas mínimas necesarias para evitar las aglomeraciones  y así evitar la propagación del coronavirus. Algunos optar por salir  en razón del trabajo, otros en razón a estudios o por justificada necesidad como comprar víveres, medicamentos o retirar efectivo de las entidades bancarias para las necesidades básicas del hogar, pero otros sencillamente salen porque no le temen a nada y se creen indestructibles.

Lo cierto es que, si no se toman medidas de autocuidado en serio, el número de casos de coronavirus aumentará irrefutablemente y las medidas que se avecinan serán mucho más radicales. Todo depende de la conciencia que adopte cada responsable para cuidarse a sí mismo y cuidar de los suyos.

Compartir en

Los comentarios están cerrados.