Expertos en enfermedades infecciosas advierten que habrá otra pandemia

Más de dos años después de la pandemia de covid-19, hemos llegado a una encrucijada.

Advertisements

Por un lado, “este es el momento más educativo que ha tenido el mundo sobre la importancia de la salud pública en 100 años”, dijo el Dr. Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, CDC. “Por otro lado, realmente corremos el riesgo de avanzar a toda velocidad hacia la fase de negligencia del ‘ciclo de pánico-negligencia'”.

El ciclo de pánico-negligencia es el hábito de invertir o prestar atención inadecuada a la infraestructura y las funciones de salud pública necesarias para prevenir, identificar, contener y responder a los brotes de enfermedades infecciosas.

Otra pandemia parece inevitable. “Vivimos en una era de pandemias”, dijo el Dr. Larry Brilliant, epidemiólogo y director ejecutivo de Pandefense Advisory, una red interdisciplinaria de expertos que participan en la respuesta a una pandemia.

Más de seis de cada 10 enfermedades infecciosas se originaron en animales y saltaron a los humanos. Este riesgo “ha ido en aumento durante los últimos 20 años”, dijo Brilliant. “Cada año, el riesgo aumenta más”.

La salud pública “ciertamente tuvo una serie de pasos en falso” durante la pandemia de covid-19, pero la experiencia ha ofrecido lecciones, dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en la conferencia Life Itself, un evento de salud y bienestar presentado en asociación con CNN.

“La inversión en investigación biomédica básica y clínica nos permitió, con una velocidad sin precedentes, desarrollar vacunas altamente efectivas que esencialmente (nunca hubiéramos) imaginado que podrían haberlo hecho tan rápido”, agregó. “Necesitamos seguir haciendo esas inversiones, no solo en ciencia… sino en la infraestructura de salud pública”. También debemos recordar “lo que significa tener un sistema de salud pública que no fue capaz de responder de manera acorde al desafío que enfrentamos”, dijo.

“Lo que no queremos es que nuestros hijos, y quizás nuestros nietos, olviden lo que hemos pasado”, dijo.

Queda por ver si vamos a aplicar las lecciones de la pandemia actual, dijo Frieden, pero hacerlo es clave para poner fin a ese ciclo, de modo que los brotes no se conviertan en pandemias con innumerables consecuencias, incluidas la pérdida de millones de vidas y efectos drásticos en el cuidado de la salud, la salud mental, la economía, la educación, las relaciones y las carreras.

Gran parte de la carga de la preparación está en manos de las instituciones de salud pública, pero el público puede desempeñar un papel vital.

Compartir en

Comments are closed.