Iván Márquez ataca a Uribe, Santos y el exfiscal Néstor Humberto Martínez, a quien llamó “despreciable”

El exnegociador de paz y ahora comandante del grupo armado identificado como “Nueva Marquetalia”, Iván Márquez, escribió en su cuenta de Twitter lo que para él es la verdad en el caso Santrich. En su trino, habló de por qué los audios de su compañero nunca llegaron a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

“Los 5 Kilos de cocaína con los que la DEA pretendía entrampar a Santrich, salieron de la Fiscalía dirigida por Néstor Humberto Martínez. Querían destruir la paz a como diera lugar y lo lograron. Por eso los audios de la DEA y la Fiscalía nunca llegaron a la JEP”, afirmó en su tuit. El ahora guerrillero se refirió a los audios que reveló El Espectador como parte del expediente de Santrich y los cuales, según da a entender el medio, la Fiscalía se negó a entregarlos en su totalidad a la JEP, lo que, según el tribunal, pudo influir en que no hubieran pruebas suficientes para apoyar la extradición de Santrich en su momento, y la obligación de dejarlo en libertad al acusado.

El tuit de Márquez es apoyado por una columna que publicó en el portal oficial de la Segunda Marquetalia, donde dijo que “el diario El Espectador ha develado cómo, de manera insensata, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la Fiscalía General de Colombia y la DEA, actuando en concierto para delinquir, ejecutaron el horroroso crimen de lesa humanidad de hacer volar por los aires el Acuerdo de Paz de La Habana”.

Señaló Márquez los que, para él, son responsables de la crisis del proceso de paz. “Kevin Whitaker, ex embajador de Washington en Bogotá, Néstor Humberto Martínez, ex fiscal general de la nación y agentes de la DEA, son los responsables del fracaso de la paz de Colombia. Fueron ellos, junto a los que hicieron el torcido lobby en los Estados Unidos, quienes destrozaron el más hermoso sueño de los colombianos”.

En el texto, titulado “El entrampamiento de la Paz”, el guerrillero expone que, lo que sucedió con el acuerdo, debería considerarse un delito. “¿Habrá castigo judicial para un crimen tan novedoso como el de hacer trizas un Acuerdo de paz, crimen no registrado aun en los códigos? Ese delito no está tipificado -exclamarán ciertos leguleyos y legisladores uribistas-. Nadie duda que Uribe, Duque y el partido de gobierno colocaron en el centro de su estrategia la destrucción de la paz y el regreso a la guerra. El regreso a la guerra porque saben que sólo ella puede salvaguardar su impunidad; porque solo ella puede eclipsar momentáneamente los crímenes de lesa humanidad que arrastra Uribe”, aseveró.

Igualmente, el excomandante de las Farc dijo que Néstor Humberto Martínez pasará a la historia como “el más despreciable fiscal que ha tenido Colombia (…), volaba en el Congreso como un buitre carroñero dispuesto a despedazar la esperanza de paz de un pueblo. Saltaba aquí y allá buscando quitarle competencias a la JEP para colocar tras las rejas de la justicia ordinaria a los negociadores de paz de la insurgencia y al mismo tiempo procurando el máximo de impunidad para los determinadores de la violencia desde las más altas posiciones del Estado”.

Márquez también acusó al exfiscal Martínez de una entrega de cocaína controlada a agentes encubiertos para entrampar a Santrich. Según él, esto sucedió en noviembre de 2017. Agregó que a Martínez Neira se le olvidaba que estaban vinculando al general Naranjo, entonces vicepresidente de la República, en la recepción de un cargamento “enorme” de cocaína que procedía desde el sur del país y con el que pensaban “utilizar para respaldar su falso positivo”.

El jefe guerrillero dijo que Santos quiso sacar a los países garantes de la mesa de negociación, haciéndoles creer que Santrich sí estaba incumpliendo el acuerdo de paz y, se despachó contra el exsenador Uribe calificándolo del “mayor delincuente que ha tenido Colombia, fundador del narco-estado, criminal de guerra, comandante jefe del paramilitarismo, autor de crímenes de lesa humanidad, cerebro desquiciado de falsos positivos, del despojo violento de tierras y ladrón de los dineros públicos”.

Finalmente invitó a los colombianos a movilizarse “para defender su principal derecho que es el de la vida, garantizado por la paz como derecho síntesis” y se dirigió “a los más destacados y consecuentes luchadores por la paz de Colombia, como Álvaro Leyva, Iván Cepeda, el expresidente Samper, Piedad Córdoba, Roy Barreras, Juan Fernando Cristo, Gustavo Petro, a esa constelación de congresistas y al movimiento social y político en su conjunto que le apuesta a la concordia”, concluyó Iván Márquez.

Compartir en

Comments are closed.