Nueva noche de fuerte disturbios en Estados Unidos

La Casa Blanca por primera vez en su historia tuvo que apagar sus luces y Trump habría sido obligado a internarse en un búnker. Van más de 4.000 personas capturadas.

Miles de personas se manifestaron una vez más este domingo en numerosas ciudades de Estados Unidos contra el racismo y la violencia policial, en otra jornada marcada por los disturbios.

La rabia desatada en el país tras la muerte el lunes en Minneapolis de George Floyd, un ciudadano negro de 46 años, a manos de un policía blanco se extendió rápidamente a todo el país.

Frente a la Casa Blanca, en Washington, la policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a manifestantes que habían desafiado el toque de queda impuesto en la capital.

Para evitar nuevos disturbios, miles de soldados de la Guardia Nacional fueron desplegados en 21 estados y en Washington, y se dispuso el toque de queda en varias ciudades además de la capital, entre ellas Houston y Los Ángeles.

Trump estuvo en un búnker: medios

El Servicio Secreto, encargado de la seguridad del presidente de EEUU, protegió en el búnker subterráneo de la Casa Blanca a Donald Trump el pasado viernes debido a las protestas que tenían lugar afuera, informaron hoy medios locales.

El New York Times indicó que el presidente fue llevado al búnker en la noche del viernes mientras los manifestantes forcejeaban con los agentes del Servicio Secreto para retirar las barreras metálicas instaladas frente a la verja que rodea la residencia presidencial.

Según CNN, Trump estuvo en el búnker cerca de una hora antes de regresar al sector de la Casa Blanca que le sirve de residencia, mientras en el exterior los manifestantes tiraban piedras y mantenían escaramuzas con los agentes.

Ninguno de los dos medios aclaró si la primera dama, Melania Trump, y su hijo Barron también fueron llevados al búnker.

No cesa la rabia en Minneapolis

En Saint Paul, ciudad contigua a Minneapolis, epicentro del movimiento, miles de personas se manifestaron en la tarde del domingo contra el racismo y en reclamo de que todos los policías implicados en la muerte de Floyd rindan cuentas ante la justicia.

Por el momento, solo uno de ellos, Derek Chauvin, fue detenido e inculpado de homicidio involuntario. Él es el agente que aparece en el video del arresto de Floyd, que se viralizó en las redes sociales.

En la grabación se ve cómo clava su rodilla en el cuello de Floyd durante largos minutos mientras la víctima, inmovilizada boca abajo, se queja de no poder respirar.

Chauvin comparecerá el lunes por primera vez ante un tribunal por este caso.

Saqueos

Varios responsables locales aseguraron entender los motivos de la cólera popular, pero exhortaron a los manifestantes a mantener la calma antes de la sexta noche de protestas.

“Tenemos hijos negros, hermanos negros, amigos negros, no queremos que mueran. Estamos cansados de que esto se repita, esta generación no se dejará arrasar. Estamos hartos de la opresión”, dijo en Saint-Paul la manifestante Muna Abdi, una mujer negra de 31 años.

Otras manifestaciones tuvieron lugar en Washington, Miami y Nueva York. “Black Lives Matter” (“La vida de los negros vale”), “No puedo respirar” (las últimas palabras pronunciadas por George Floyd) son las consignas más coreadas en las protestas.El exvicepresidente y candidato demócrata para las elecciones de noviembre, Joe Biden, dijo haber acudido el sábado a una manifestación contra el racismo celebrada en su estado, Delaware.

El despliegue de las fuerzas de seguridad no impidió que se produjeran saqueos en varias tiendas de un centro comercial de lujo en Santa Mónica, en el condado de Los Ángeles.

“Por favor, vuelvan a casa temprano, quédense en casa (…) Debemos volver a lo urgente, que es la construcción de la justicia, no quemar una ciudad”, dijo el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, en el canal de noticias CNN.

En Filadelfia, en la costa este, más de 50 personas fueron detenidas desde el sábado acusadas de saqueos, señaló la policía.

Pese a la presencia policial, la violencia se apoderó en la noche del sábado de ciudades como Nueva York, Filadelfia, Dallas, Las Vegas, Seattle, Des Moines, Memphis, Los Angeles, Atlanta, Miami, Portland, Chicago y la capital.

Hubo cortes de carreteras e incendios de vehículos y comercios, mientras agentes policiales, desplegados en gran número, respondieron con gases lacrimógenos y en algunos casos con balas de goma.

Detienen a hija del alcalde de NY

La hija del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, fue detenida el sábado por la noche en la parte baja de Manhattan durante su participación en una manifestación en contra del racismo por el caso Gorge Floyd, un afroamericano muerto a manos de un policía blanco en Mineápolis.

La hija del alcalde, de 25 años y fruto del matrimonio del alcalde con Chirlane MacGracy, afroamericana, se encontraba con un grupo de un centenar de manifestantes, algunos del los cuales también fueron arrestados en la intersección de la calle 12 con Broadway.

Su arresto se produjo anoche sobre las 10:30 horas, informaron varios medios locales, que detallan que Chiara dio la dirección de Gracie Mansion de su padre, la residencia oficial del alcalde, a los policías que la identificaron. Posteriormente fue puesta en libertad.

Se da la circunstancia de que el alcalde de Nueva York no dijo hoy nada al respecto en sus dos apariciones de este domingo ante los medios de comunicación, cuando habló en contra de la creciente violencia en las protestas.

Según los informes policiales, Chiara de Blasio habría participado en una “asamblea ilegal” de manifestantes en el Bajo Manhattan y el arresto se produjo una hora antes de que su padre, el alcalde de la Gran Manzana, dijese a los manifestantes que era “hora de irse a casa” para evitar altercados.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App