Otra vez Presidente a las seis por TV

Artículo de opinión de: Adel López

Escribir sobre temas de política en estos tiempos es difícil y más con un país tan polarizado como el nuestro, donde opinar diferente te arriesgas a ser tildado de izquierdista o por el otro lado de ultra derecha, pero eso no quiere decir que no opine sobre las cosas que considero no están bien, aunque siempre respetando el punto de vista de los demás hasta el punto de consultar con algunos conocidos cuál es su posición al respecto.

Lo cierto es que el señor presidente de nosotros los colombianos se le está pasando la mano en sus alocuciones por televisión, todos los días lo mismo de lo mismo y que esto solo sea por la coyuntura del Covíd 19  y no le quede gustando la pantalla chica, nos parecemos al vecino país, es desgastante, monótono, cuadriculado y poco productivo, ¡basta ya! caso no es suficiente con los noticieros, redes sociales, periódicos, revistas etc. Si es por las cifras ya las sabemos con el pasar del día y cuando usted llega a las seis de la tarde  ya estamos saturados, considero que el país no está para cifras esta para soluciones y estas no llegan, las intervenciones presidenciales se están llenando de falsas promesas y algunas engañosas disfrazadas de palabrería bonita, decretos, decretos y decretos que no comprometen ni al estado ni a los gobernantes municipales y departamentales, documentos abiertos a la interpretación de la gente  y que no obligan a nada, curvas aplanadas a la fuerza mientras las cifras de contagio aumentan solo el día de ayer 352 casos nuevos, esto va en aumento no salga más a mentirle al país.

Servicios públicos, decretos donde se les brinda la facultad y autonomía para que los alcaldes cancelen los servicios en los estratos 1 y 2, decreto que no obliga solo sugiere y para nadie es un secreto que no todos los municipios están en condiciones financieras para hacerlo o no tienen capacidad de endeudamiento o simplemente no les da la gana y esto sale en sus alocuciones señor presidente y esto lo que hace es dividir a las ciudades a confrontar a los mandatarios con los ciudadanos que son los que se ilusionan en épocas de crisis y no es necesario explicar por qué estamos en crisis y con deudas, debería el estado central asumir ese gasto y no tirarle la pelota a los alcaldes.

Los bancos, otra perla en sus salidas de seis de la tarde, otra lluvia de ilusiones para los micro y mediana empresa, poner a disposición la bancada nacional para solventar los escases de flujo de caja y pago de nóminas y eso no es así los bancos manejan unos parámetros para prestar y eso no lo va a cambiar ningún coronavirus y es entendible pero egoísta también, las entidades financieras tienen una clasificación de negocios que son posibles riesgos y no les van a prestar, nada que venga o dependa del sector turismo se le prestara porque son de alto riesgo de quiebra, restaurante, almacenes etc. Y si han prestado, pero no con los bombos y platillos que se hacen por tv y así como esos dos ejemplos hay muchos anuncios que quedan en el aire y que hacen parte de un afán de popularidad que no debería ser la prioridad.

Ingreso solidario, otra salida populista en falso y que toco salir sobre la marcha a corregir por el desorden en la base de datos, es el momento y no está en marcha, que decir de las clases virtuales sin la respectiva cobertura en internet, no hay afán de salir todos los días hágalo y está en su derecho, pero cuando tenga las cosas organizadas y planificadas

Necesitamos más acciones menos tv y no me vengan con el cuento que nadie estaba preparado para esto , recuerden que el coronavirus ya azotaba Europa y Asia a principios de año y nos dio tiempo de reaccionar, reacción que se tuvo gracias a los alcaldes y gobernadores que tomaron la vocería e implementaron planes de contingencias, los mismos que por el ego propio del primer mandatario quiso tirar atrás y fue el peso de los ciudadanos que ayudo al no desmonte de los mismos y ojo no confundir el reclamo de nuestros derechos con oposición, presidente hay uno solo y es al que esta que se le debe exigir.

Hace unos días en horarios simultáneos una presentación de circo le gano por un amplio margen a los informes del presidente en su horario de seis de la tarde, en el circo 800 mil personas, con el presidente 4 mil personas esto sucede cuando los colombianos vemos como se invierten 9000 millones de pesos en compra de camionetas en épocas de austeridad.“Una nación está en peligro cuando su presidente habla todos los días y se cree la persona más importante del país “. Arturo lllia

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App