Periodista deportivo defiende el no llamado del jugador Duvan Vergara a la selección Colombia

La siguente es la columna de opinión del periodista deportivo y jefe de deportes de El Tiempo Gabriel Meluk

Si la polémica en las redes sociales es la no convocatoria de Duván Vergara, el delantero del América de Cali, a la Selección Colombia, eso significa que la lista en líneas generales está bien. Básicamente, están los que debían estar y podían estar.

La gran noticia es el regreso de Edwin Cardona, un armador de juego, un volante ‘10’, un tipo de jugador que, a excepción de James, no había sido llamado hace rato en por el técnico Carlos Queiroz. Esa es la gran noticia y novedad de la convocatoria. No la ausencia de Vergara.

El segundo hecho es el llamado del joven Luis Suárez, artillero samario de 22 años del Granada español. De base, ocupa el lugar del lesionado Falcao como suplente de Duván Zapata. ¡Tremendo!

También se destaca la primera convocatoria de Daniel Múñoz, lateral derecho del Genk belga. El otro marcapunta derecho en la lista es Luis Manuel Orejuela, del Gremio de Brasil, y que ya ha estado con Queiroz en la Selección. Toman los lugares de los lesionados Stefan Medina y Santiago Arias. Y las últimas grandes novedades son los regresos de William Tesillo, que con Queiroz ha sido lateral zurdo y es zaguero central natural, y del portero titular David Ospina, que esta vez no sufrió las restricciones de movilidad impuestas por el Gobierno italiano por la pandemia de covid-19.

Esas sí son las noticias de la convocatoria. Que no esté Vergara no lo es. Seguro. Tampoco lo es que no aparezca Jáminson Campaz, la gran figura del líder Tolima. Empecemos porque ninguno de los dos fue determinante en la Libertadores y la Suramericana.

Pedir jugadores de la liga local es una costumbre de los hinchas y de un sector de la crítica. Normal. Pero, con los pies en la tierra, Vergara, que apenas es figura de entrecasa, tiene una fila por delante en la Selección para su puesto, integrada por jugadores de mucha más experiencia internacional, calidad probada y que militan en ligas europeas que tienen evidentemente más peso que la competencia interna.

Lo fácil es hacer demagogia y quedar bien con los fanáticos y con los jugadores que son las fuentes de información diaria. Pero ni Vergara ni Campaz, quizás los dos mejores de la liga nuestra, están para ser reclamados como ausencias inaceptables en la Selección.

Vergara no le saca el puesto en la convocatoria ni a Muriel, el goleador del arranque de la eliminatoria, ni a Díaz ni a Morelos, que fue utilizado de emergencia como puntero izquierdo siendo centrodelantero. El entrenador argentino Pablo Garabello, quien hizo parte del cuerpo técnico de José Pékerman durante los seis años de su periodo en la Selección Colombia, dio una declaración a Futbolred hace un par de semanas en la que explicó: “Se eligen los del extranjero porque compiten en las mejores ligas y contra los mejores jugadores. El cambio de intensidad, agresividad y los ritmos de las ligas hacen que uno se incline por jugadores en ligas más competitivas. El que viene de Europa tiene una mentalidad más agresiva”. Tan simple como eso.

No significa que Vergara o Campaz no sean buenos jugadores. Simplemente no están en el nivel de los convocados que compiten en ligas, esas sí, de otro nivel.

Hace apenas un par de días, Sebastián Domínguez, destacado exfutbolista argentino de Newell’s, Corinthians, Estudiantes de La Plata, América de México, Vélez Sarsfield y la Selección de Argentina, y que hace parte del programa Espn F90, dijo allí una verdad sensacional:

“Yo era buen jugador, pero estaba todo el día maquinando (pensando). Sí, en el fútbol local soy muy bueno, a nivel continental, también; juego en equipos competitivos, llego a semifinales, compito. Marco a Neymar en el Santos… Ahora cuando ya se ponía tan finito decís: ‘Hasta acá no me da, llego hasta ahí’. Al cuarto día en la Selección ya empecé a ver que no sé si me daba. Cuando en el reducido no tocás la pelota decís: ‘¡Hay algo que no está bien. Esto es otro deporte!’ Y los diarios pidiendo que jugara en la Selección porque jugaba bien en Vélez. Sí, está bien, pero vamos a marcar a tipos que juegan bien en otro lado”.

Repito: es tan simple como eso.

La Selección Colombia convocada este domingo solo tiene un jugador de la liga local: ¡el tercer arquero! Y está bien. Tiene toda la lógica del caso. Que no estén Vergara y Campaz, en serio, no es noticia…

Compartir en

Comments are closed.