Por ensuciar el pañal, padres castigaron a su bebé en baño de agua caliente

Shane David Stokes y Nicole Betty Moore fueron condenados a 11 y 9 años de prisión, respectivamente, por el homicidio de su pequeña hija, Maddilyn-Rose Stokes.

La joven pareja, que vivía en Northgate (Australia),se declaró culpable ante un tribunal de Brisbane el pasado viernes de haber asesinado y torturado a la pequeña. Este lamentable caso de violencia intrafamiliar se registró en 2017, informó ABC News.

Según informaron las autoridades locales, consultadas por el informativo, Stokes y Moore decidieron castigar a la menor por ensuciar su pañal sin avisar bañándolo en agua hirviendo, produciéndole quemaduras en casi todo su cuerpo.

“Su degradado incumplimiento como padres después de que la quemaron causó su muerte. Es horrible contemplar el sufrimiento que su hija soportó en sus manos. Nada de eso debería haber sucedido”, afirmó el juez del caso.

El portal de noticias australiano, igualmente, señaló que en un principio los padres se negaron a llevar a la niña a una clínica y buscaron en internet cómo curarla. Sin embargo, la menor falleció 5 días después en el Hospital de Niños de Queensland, producto de las graves heridas que sufrió.

“Si se le hubiera proporcionado un tratamiento médico adecuado a tiempo, su probabilidad de supervivencia habría sido del 100 %”, puntualizó el togado en declaraciones recogidas por ese mismo medio.

Después de casi cuatro años, la pareja por fin fue condenada este lunes tras declarase culpable. Por último, el informativo señaló que Stokes también confesó que él fue el que sostuvo a la pequeña en el agua caliente.

Compartir en

Comments are closed.

Abrir chat