Por fuga de Aida Merlano fue condenado capitán del Inpec

Por fuga de Aida Merlano fue condenado capitán del Inpec. El capitán del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) David Alexander Álvarez Cárdenas fue condenado a 15 años de prisión.

Advertisements

La justicia determinó que el hombre tenía conocimiento de la fuga de la excongresista, Aida Merlano Rebolledo, condenada por corrupción y participó en el plan para lograr que huyera, tras una cita odontológica, el 1°. de octubre de 2019.

Así las cosas, el capitán Álvarez fue sentenciado por los delitos de prevaricato por acción y favorecimiento en la fuga de presos. La decisión fue apelada y, en segunda instancia, el Tribunal Superior de Bogotá tendrá que decidir si la deja en firme o no.

Por ahora, el juez de conocimiento ordenó la captura inmediata del oficial del Inpec, quien deberá cumplir su pena en una cárcel.

La excongresista Merlano fue detenida, procesada y condenada a 11 años de prisión por conductas de corrupción electoral y compra de votos en la campaña de 2018.  Tras su fuga, huyó a Venezuela, en donde fue recapturada.

Este año, derivado de ese proceso penal, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia acusó a Merlano por el delito de violación de topes o límites de gastos electorales.

La Sala dijo que en este nuevo proceso se encontraron “múltiples movimientos financieros en ese periodo en el entorno de la campaña, a los cuales se habría buscado dar apariencia de legalidad sin que la tuvieran”.

Además del capitán del Inpec, la justicia le puso la lupa a la participación de Aida Victoria Merlano Manzanera, la hija de la excongresista, en la fuga. También está siendo procesado el odontólogo Javier Guillermo Cely.

La Fiscalía señaló que Merlano Manzanera y Cely se convirtieron en cómplices de la fuga de la excongresista, pero ninguno de los dos aceptó los cargos.

Así fue la fuga de Merlano: Siendo casi las 3:30 p. m. del 1°. de octubre de 2019, la excongresista Aida Merlano atendía una cita de odontología en el Centro Médico La Sabana, en el norte de Bogotá (en la calle 119 con carrera séptima).

A esa hora,  Merlano —quien estaba en el tercer piso del establecimiento— descendió hasta el primer nivel usando una soga y salió corriendo a montarse en una moto que la esperaba y que era conducida por un hombre vestido de domiciliario, como quedó registrado en una grabación.

Luego de algunas semanas prófuga, se conoció que atravesó la frontera con Venezuela, país en el que hasta donde se sabe continúa.

Compartir en

Comments are closed.