Pros y contras del borrón de deudores morosos de centrales de riesgo

Según autores de la iniciativa, más personas accederán al crédito; críticos dicen que caería 24 %.

La posibilidad de que los colombianos que tienen reportes negativos en las centrales de riesgo del país (TransUnion y Datacrédito) tengan un ‘borrón y cuenta nueva’, para que con ello puedan acceder de nuevo al crédito bancario, está a punto de ser ley de la república, luego de que este martes la iniciativa parlamentaria  fuera aprobada en tercer debate en la Comisión Primera de la Cámara.

El proyecto, cuyos autores son los senadores David Varguil y Luis Fernando Velasco, y que pasa ahora a debate último en la plenaria de la Cámara, de recibir el visto bueno en esa corporación, tendrá su paso definitivo en la Presidencia de la República, donde, de ser sancionado, se convertiría en ley.

Pero, ¿cuáles son los pros y los contras de este polémico proyecto que tiene con gran expectativa a millones de colombianos? Acá se lo contamos.

Los pros

1.  Amnistía por única vez y por un año para los deudores que se pongan al día en los 12 primeros meses de vigencia de la ley y para quienes lo hayan hecho con anterioridad.

2.  La ley permitiría la reactivación económica y financiera de miles de personas para que recuperen su vida crediticia, al no tener reportes negativos por el impago impago de deudas.

3.  Si la persona tiene una deuda menor al 15 por ciento del salario mínimo (menos de 131.670 pesos), deber ser notificada dos veces antes de reportarla a la central de riesgo, para que tenga tiempo de ponerse al día.

4.  El reporte negativo máximo de una persona en centrales de riesgo será el doble de la mora de su obligación hasta máximo dos años y no cuatro, como opera hoy.

5.  La calificación crediticia de un ciudadano deberá normalizarse tan pronto como se elimine el reporte negativo.

6.  Consulta gratis de la información crediticia para el titular siempre y en todos los canales, y no disminuirá la calificación.

7.  La información de la historia crediticia en bases de datos no podrá usarse para tomar decisiones laborales ni para otros fines diferentes al análisis de riesgo.

8.  Todas las obligaciones que se contrajeron antes del inicio de la emergencia sanitaria y durante los seis meses siguientes a la finalización de la misma, no podrán ser reportadas negativamente.

9.  Las Mipymes que tengan reportes negativos por valores inferiores al 5 por ciento de los activos del 2019 podrán solicitar la suspensión de los mismos durante los seis primeros meses de vigencia de la ley.

10.  Pequeños productores del agro con créditos inferiores a 10 salarios mínimos mensuales podrán solicitar la suspensión de los reportes negativos durante los seis primeros meses de vigencia de la ley, y los empresarios del sector turismo que paguen sus obligaciones en ese mismo periodo serán sacados de inmediato de las centrales de riesgo.

Los contra

1.  Las entidades a menudo dudan antes de extender crédito adicional a un consumidor moroso, pero el contar con información histórica de crédito permite a las entidades identificar quienes se beneficiarían de un nuevo préstamo y además tendrían un buen comportamiento.

2.  Todos los consumidores en Colombia, en cualquier momento, pueden incurrir en mora, esto no es pecado. Tener un historial amplio es, precisamente, la base para tener una nueva oportunidad de crédito.

3.  Sin información se endurecerían las políticas de riesgo, incluso para aquellos que son buenas pagas, que son el 92 por ciento de los reportes en centrales de riesgo. 

4.  Se dejarían de aprobar un millón de créditos (microcrédito, libre inversión y tarjetas de crédito), que representan 12 billones de pesos para microempresarios y personas, las de menos ingresos que están en los estratos 1, 2 y 3. Hoy, 7 de cada 10 préstamos van dirigidos a esos segmentos.

5.  El 60 por ciento de la población trabajadora colombiana es informal y se perdería el terreno ganado en términos del crédito formal, especialmente para los segmentos base de la pirámide.

6.   Una iniciativa de estas podría lanzar de nuevo a las microempresas y a los menos favorecidos, a la informalidad del crédito agiotista. Las entidades formales sin información deben ser más estrictas en términos de riesgo.

7.  Menos información es frenar la posibilidad de expandir el crédito digital y con ello la de llegar a poblaciones, segmentos y lugares a los que el modelo convencional no ha podido cobijar con tanta rapidez.

8.  Una persona con historial crediticio tiene 4 veces mayor oportunidad de obtener nuevos créditos en comparación con una persona sin información. Esta posibilidad aumenta a 9 veces en caso de tener un historial crediticio más extenso, es decir,múltiples productos.

9.  Si se aprueba dicha iniciativa, los generadores de crédito (bancos, cooperativas, empresas de telecomunicaciones, retail y empresas del sector real) no tendrían información para prestar al 90 por ciento de las personas de menos ingresos.
 
10.  Con información crediticia, hoy es posible aprobar préstamos en 5 minutos y lograr mayor inclusión financiera. De prosperar el proyecto el macrocrédito se contraería • 10,51 por ciento, el de libre inversión lo haría en 8,5 por ciento, mientras el que se otorga a través de las tarjetas de crédito caería 24,1 por ciento.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App