Y dale con las pensiones

Por Arianna Córdoba Díaz *Jefe de Programa de Comunicación Social – Unisinú

Advertisements

Si hay algo que abonarle al presidente Petro es que ya está cumpliendo lo que ofreció en campaña, por lo menos en lo de su idea de las pensiones de los fondos privados.

Durante un debate cuando aún era candidato manifestó que para subsidiar algunos programas iba a echar mano de las pensiones de los fondos privados y que – palabras más palabras menos- después iba a reponer esa platica, la que han ahorrado a lo largo de toda una vida de trabajo más o menos 18 millones de personas en Colombia.

En su momento esa declaración causó revuelo y rechazo, pues ni más faltaba que lo que con tanto sacrificio se ha guardado para uno poder jubilarse y no quedar con una mano adelante y otra atrás al momento del retiro fuera a pasar a manos del Estado. A más de uno eso le sonó como una descarada “expropiación” de las pensiones entonces el actual mandatario corrió a firmar en una notaría un documento comprometiéndose a no expropiar nada ni a nadie. (Pensiones, tierras, etc., etc.).

Sin embargo, esta semana volvió a tocar el tema de las pensiones, con las que el Gobierno parece estar encaprichado para cumplir sus promesas. Si bien es loable la intención de ofrecerles un subsidio más sustancioso (de medio millón de pesos) a los adultos mayores que no tienen pensión y que actualmente a través del programa de adulto mayor reciben apenas unos 80 mil pesos mensuales, no hay claridad sobre lo que realmente pretende Petro con las pensiones privadas.

Expertos dicen que si se financia la propuesta con los recursos de las pensiones de fondos privados eso se llama expropiación y que si lo que se busca es que los recursos de los que se nutre el programa del Adulto Mayor sea a través del estado, con un punto más de cotización adicional a los afiliados a Colpensiones que ganan más de 4 salarios mínimos (que es cómo se financia actualmente) se requeriría de una reforma pensional.

Lo cierto es que no hay claridad sobre el tema y la gente está desconcertada; hay temor que tomando el ejemplo de Venezuela y Argentina, en donde gobiernos como el de Chávez y Cristina Fernández respectivamente prácticamente expropiaron las pensiones, en Colombia los jubilados se queden en el aire después de haber trabajado toda la vida, hay susto de que el gobierno no cumpla y se apropie de los recursos de su pensión obligando a todos a trasladar las pensiones a Colpensiones y ahí sí, poder disponer de los recursos.

Este es un tema que amerita toda la seriedad y claridad del caso; no estamos para que se apropien de los recursos que destinamos para una vejez digna en los fondos privados; no señor, es una platica ahorrada, no es robada ni que nos cayó del cielo

Compartir en

Comments are closed.